Gracias a todos por vuestra mirada.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Arenas movedizas

Cuando el silencio se traga tu voz
y la mirada se cae de los ojos
y las manos cuelgan inertes de los brazos
y la tierra bajo tus pies se vuelve arena movediza,
puedes decir, que estás muy cerca
de alcanzar el infierno.
No me creerás si te digo,
que ahí abajo no  hay nada digno de conquistar.
Sólo hay escombros y cenizas,
caricias oxidadas y besos desgastados,
palabras amarillas que perdieron su tinta original,
flores muertas y amaneceres rotos.
La música es sólo un ruido de cadenas
y el tiempo, un reloj sin arena.
Bajo el suelo siempre es invierno,
y no tendrás ningún sueño que te abrigue
ni estrella alguna que te acompañe en el camino.
Sólo la muerte te tenderá una mano
pero créeme si te digo,
que la vida comparece en el último minuto.

domingo, 23 de noviembre de 2014

"Sí" antes de "pero"

Un sí antes del pero, es un no encubierto,
un cobarde haciéndose el valiente,
un presente que quiere adelantarse un paso.

Es la cara oculta del que espera algo a cambio,
el gracioso que te cuenta el final de la película,
la sonrisa que se cae, a medio camino del rostro.

Un sí antes del pero, es una tarde azul
que se torna  en tormenta
cuando disfrutas una merienda en el campo.
Como la visita inoportuna,
como las flores que se regalan a los muertos,
como decirle a un niño “mañana”.

Es la intuición que se confirma
sin necesidad de hacer la pregunta.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Armisticio

Rendirse fue la única opción posible
después de haberse rendido muchas veces.
Ya no podían estirarse más los abrazos,
ni besarse  los besos que nacían muertos.

Los dos ondearon bandera blanca
extenuados por la deriva de los años.
Ya sólo quedaba firmar el armisticio
y deponer los reproches.

A fin de cuentas,
compartían el cesto de la ropa sucia,
los números en rojo
y  las escaleras que conducían a las habitaciones
donde cada uno podía soñar a su antojo.

Mientras, la niña abrazaba a su oso

y  rezaba al dios que rezan los niños.