Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 14 de febrero de 2010

Ausente

Estoy ausente de mi. Ausente del paisaje que se dibuja en los cristales. Ausente del calendario que cuelga de un clavo, del reloj que marca una hora en la pared. Estoy ausente de mis pensamientos. Hueca como la corteza de un árbol. Muerto. Ausente de mis risas y de mis llantos. Estoy ausente de ti también. De tu voz, de tu cuerpo. Ausente del globo terráqueo que gira sin cesar sobre la mesa de mi escritorio. Viajo a ningun lugar sin nombre, sin calles, sin nadie.

20 comentarios:

Fernando dijo...

las peores ausencias...las de uno mismo...besos.

media luna dijo...

Sin duda Fernando, sin duda. De las ausencias de uno, vienen las otras. ¿O es al revés? No sé. Estoy ausente.
Besos.

Noray dijo...

¡Cuánto duele esa ausencia,
esa ausencia de ida y vuelta!



Un beso

santiago tena dijo...

cuánto me gustaría estar presente para acogerte

Emilio dijo...

Unas ausencias muy bien descritas: evocador texto, intenso, directo al corazón.

Abrazos.

Codorníu dijo...

Caray! Supongo que todos hemos pasado por eso, y pasaremos en el futuro.

De ahí que me sienta muy solidario contigo. Lo que te pasa, pasa; pero mientras...

En fin, aquí estoy.

Un abrazo, abrazo.
Pepe.

media luna dijo...

Noray: Como bien dices... de ida y vuelta. Y siempre esperando que no se quede.
Quisiera saber hacer un haiku del pájaro que levanta el vuelo en cuanto le amenaza el mínimo aliento.

Santiago: En el vacío de la ausencia, una mano amiga puede conseguir el milagro de poner a funcionar el reloj de la pared. Gracias por acoger mi mirada ausente.
Un beso.

Emilio: Tus versos me acompañan. Gracias por tus palabras.
¿Nos vemos en Zaragoza?
Un abrazo.

media luna dijo...

Pepe: Todo pasa y todo queda...Parece mentira que uno no se acostumbre a pasar por algunos de esos sitios que parecen de obligada asistencia de tanto en tanto.
Un beso, y un gracias por tu abrazo solidario.

Lunska Nicori dijo...

media luna:
...Que te llenas de ti misma sin saberlo, que tus ausencias no son más que la conciencia pura de ti misma que se concentra a través de lo que te rodea a modo de bola de cristal donde una se ve retratada y sabe que está y que existe, y que por mucho que se empeñe la soledad, el imperio de la conciencia trasciende y se comunica con tu alma que se entretiene en los globos terráqueos que dibujan sus naciones en las palmas de tus manos, que se llenan de poesía... Si me rozaran podría creer que entré en un paraíso.

Ahora te busco, en la lista..., para saber quién me habla desde la ausencia, y con quién cenaré tan placenteramente.
Un abrazo lleno de sentido sin ausencias.

Jesús Arroyo dijo...

Hola Ausente:
¿Un café para cuando?
Besos.

Rayuela dijo...

ausente de mí
perdida
vacía



tus letras son bellas,un beso*

Marisa dijo...

De vacios y ausencias
son tus bellas palabras.

Te agradezco esa mirada
a través de mi xanela.

Besos

Marina Fligueira dijo...

Pues... no es nada bueno estar ausente. Debes estar estando. Besitos de ánimo.

Galeón dijo...

La sensibilidad adormecida, pausada y a la vez profunda de tus palabras desgarran tanto como el látigo contra la espalda del galeote o el vendabal que resquebraja en girones las velas de este corsario venido a menos.

No es malo ausentarse, de vez en cuando, dejarse ir, evadirse a conciencia, dejar que la paz inunde el pensamiento, solo el olor del incienso, el pálpito en la piel, el blanco de la nada peleando contra los sentimientos agolpados en tan pequeño disco duro con tan gran capacidad; pero la ausencia impuesta, la de sentirse vacio, la de no reflejarse en el espejo, esa es insoportable, depresiva y comecocos, déjame lanzar esta piedra con toda la fuerza de mi brazo contra la rutina inerme, para sacarte de la sensación que siento te hiere, para cantarte una nana, para colorear tus sueños, donde el ser es libre, donde no puedes elegir y el tiempo es a la par efímero y eterno, para hacerme presente en tu ausencia:

Nos vemos al cerrar los ojos.

FLACA dijo...

¿Es malo ausentarse así a veces?...
¿No será una forma necesaria de defensa?...¿No será una forma de irse para volver,después, más claro habiéndose mirado desde lejos?

CANELA dijo...

Habrás recibido mi correo.
Me fascinan tus palabras.

media luna dijo...

Lunska: Gracias por tus palabras llenas de conciencia. La importancia de las palabras no son sólo lo que dicen sino quién las dice, y viniendo de ti, las tomo muy en consideración.
Nos vemos.
Un beso.

Jesús: Hola. Un café para pronto. Te llamo y prometo volverme presente.
Un abrazo.

Rayuela: De poco a poco se llena la ausencia para hacerse menos ausente.
Beso.

media luna dijo...

Marisa: Es un placer pasear por tu Xanela. Y un placer recibir tu mirada.
Un abrazo.

Marina: Gracias por tus deseos de felicidad y gracias por esta otra mirada tuya. Estar estando. Estar ausente, estando presente, o estar presente estando ausente. Sin duda la mejor manera de estar, es estando. Así es.
Un abrazo.

media luna dijo...

Galeón: Ya sabes que soy un blanco fácil. Me bastan tus palabras para sacudirme la rutina inerme. Pero no estaría de más, que fueras componiendo esa nana para cantarla con esa guitarra tuya donde los sueños se colorean al ritmo de sus cuerdas y tu voz, y donde una se siente libre entre esas cuatro paredes. No es tan importante reflejarse en el espejo, como "Reflejarse en tu piel" ese primer disco tuyo que dio comienzo a tu andadura por el díficil mundo de la música. No me canso de escucharlo.
Y gracias, gracias por encontrar siempre un hueco en ese tiempo tan efímero que es la vida, y compartir tu mirada con la mía.
Y con tu permiso o sin él, aquí dejo el enlace a tu página que debía ser de dominio público.
Un besazo.
Ya tengo ganas de abrir los ojos, y verte otra vez.

http://www.andresmnez.galeon.com/album1309976.html

Flaca querida: Supongo que en la sabiduría humana, cuenta con sus propios mecanismos de defensa como bien dices, a veces sin que nosotros seamos conscientes de ponerlos en marcha. Quiero pensar que así es. Que en la distancia podemos vernos mejor y volver de nuevo al rincón de ese globo terráqueo al que cada uno pertencecemos. Volver con serenidad y espíritu renovado después de sufrir la ausencia.
Un abrazo grande.

media luna dijo...

Canela: Recibido tu correo y respondido. Recibidas tus palabras y recíprocas. Porque el arte siempre se complementa.
Un abrazo.