Gracias a todos por vuestra mirada.

jueves, 19 de enero de 2012

Adolescente.

 P.D. Es que al arbolito de Navidad ya se le cayeron las 2012 uvas...

Adolescente

No volveremos a ver amanecer juntos
Ni compartiremos más miradas secretas
Para decirnos te quiero, te espero...

No subiremos calle arriba calle abajo
sin importarnos dónde estamos.

No te quitarás la chaqueta para cubrir mis hombros
Ni yo te diré “tengo frío”  como la excusa perfecta
para  arrimar mi cuerpo al tuyo.

Tampoco desayunaremos el mismo café
Ni comeremos los mismos garbanzos.

No dormiremos abrazados.
Y sin embargo,  no dejaré de ser adolescente
por más que se empeñen los años.

13 comentarios:

La Solateras dijo...

¿Y no es precisamente esa resistencia lo que nos salva?

Besos, Carmen.

carmen jiménez dijo...

Ana: ¡Qué gusto empezar el año con tu visita y tu fuerza!
Un beso grande.

Galeón dijo...

Cayeron las uvas como las hojas del árbol pero el misterio de la vida no se agota, nadie tiene el copy rigth, aunque algunos se lo apropien para mantenernos estabulados en un recinto donde puedan controlarnos.

Del tiempo hay que lamer cada segundo porque no vuelve, sin embargo, con la boca seca, seguimos anclados, para bien de lo que politica y socialmente se considera correcto.

Aquella cicatriz que nos hicimos a los trece nos recuerda que estamos unidos a lo que fuimos y la piel a pesar de regenerarse constantemente de células la mantiene intacta, recordándonos que no podemos cambiar de cuerpo como se cambia de coche.

La vida es un toro bravo con el que hay que aprender a lidiar cada día y hay veces que no tienes más remedio que cojerlo por los cuernos antes que dejar que te arrolle. La clave está en quién toma la iniciativa: si dejar que te envista o citarlo tú.

!Suerte Maestra¡

Jesús Arroyo dijo...

Con unas letras como estas, tan sólo se derriban las hojas de un árbol, el resto, si queremos, sigue.
Un beso.

carmen jiménez dijo...

Galeón: Gracias por tus palabras. Lo pero no es que los demás crean que no haces lo correcto, lo peor es llegar a creerlo uno mismo. Entonces estás perdido. No poder cambiar de cuerpo me recuerda las limitaciones a las que nos somete.
Y respecto al toro bravo, no sé si lo citaré, pero seguro lo incito antes de que me embista.
Un beso de N. a S. o de S. a N. Nuca estoy segura si estoy boca arriba o boca abajo. Besos en cualquier caso.

Jesús: Una lectura la tuya directa al fondo. Ya que ha de seguir la vida, que siga por el mejor de los cauces posibles. Solo que no es tan fácil encauzar las aguas cuando se han desbordado.
Nos vemos.

Manuel dijo...

Y yo estoy seguro de que si, de que volverás a todo. La luz no se puede detener.

Y tu, ya sabes, eres luz.

Un beso.

Rosa dijo...

Apoyo ese lado adolescente que impide que nos conformemos con todo lo que nos rodea; que no pensemos más allá de nuestro pasado; que seamos capaces de levantarnos y volver a empezar después de haber llorado el último fracaso...

Apoyo tu ser y estar mi querida Carmen, como tu poema.

Un abrazo enorme

carmen jiménez dijo...

Manuel, Rosa: Dejadme que os responda a la vez, para mi sois una pareja especial. Gracias por esa luz que me arrojas Manuel. Y gracias Rosa por empujar ese lado adolescente hacia el futuro.
Dos besazos a cada uno.

Anónimo dijo...

Sensible y especial.
Felicidades.
Gema.

carmen jiménez dijo...

Gema: Gracias por entrar a este rincón. Y gracias por dejar tu mirada.
Nos vemos el lunes.
Un saludo.

Isa dijo...

Y yo que creo que el cuento inacabado es este...
Hace falta mas que soñar, pero esto ya es un paso. Yo te deseo que no sea un imposible si es que asi de veras lo deseas. Te quiero Isa

carmen jiménez dijo...

Mi querida Isa: No puedo dejar de contestar a la persona que mejor sé que desea para mi todo lo mejor aunque en verdad ella crea que el camino pueda ser otro. No importa, sé que cuento contigo. GRACIAS

Laura Caro dijo...

Querida Carmen:

Lo pasado, disfrutado.
Y que queden en la memoria sólo los buenos momentos...

Un abrazo grandísimo.