Gracias a todos por vuestra mirada.

sábado, 17 de marzo de 2012

Desafío


Juego al escondite con la muerte
tratando  de esquivarla en cada esquina.
Desafío al dolor que se cuela por mis muelas
y se hace el dueño y señor de todas mis neuronas.
Desafío a la magia que esclaviza con  hechizos
y con cantos de sirena.
Al accidente de tráfico escrito en las palmas de la mano,
al número de hijos que llegan sin aviso
engendrados en el trébol de la suerte.
Al gato negro que cruza la calle,
a la ciencia para no hacer de conejillo,
a las frases lapidarias que nacen del ombligo
y se instalan en tu espalda,
a los zapatos de tacón
intentando mantener el equilibrio.

13 comentarios:

FLACA dijo...

Si de desafío se trata, lo más importante: RESISTIR.Preciosa manera la tuya de andar desafiando, llega hasta el alma.

Y aquí ya está llegando el otoño.
Abrazote.

FLACA dijo...

Si de desafío se trata, lo más importante: RESISTIR.Preciosa manera la tuya de andar desafiando, llega hasta el alma.

Y aquí ya está llegando el otoño.
Abrazote.

Manuel dijo...

No está mal, querida Carmen, jugar al escondite, si al final sabemos que era un juego.

No está mal escuchar los cantos de sirena, sin pedir que nos amarren al mástil, si sabemos que las sirenas Si que existen.

Ni siquiera, fíjate, está mal ponerse esos tacones que desafían nuestro equilibrio, si sabemos por qué nos los ponemos.

LO que si está muy bien, es tu poema.

Un beso.

La Solateras dijo...

Un poema potente, querida Carmen.

Cada día vas ganando todos los desafíos, sobre todo el de vivir.

Besos

carmen jiménez dijo...

Flaca: Necesito que llegue la primavera, y aunque por allá le haya llegado el turno al otoño, yo necesito dejar atrás este invierno.
Un beso de intersección.

Manuel: Mi poema y yo caminamos codo con codo.
Un abrazo grande.

Ana: Tus letras sí que son potentes para mi. Todo un desafío.
Un abrazo fuerte.

Rosa dijo...

Que bueno ese verso de "la frases lapidarias que nacen del ombligo y se instalan en tu espalda"... Me gusta mucho la contundencia de este desafío que pronuncias con esa dureza que intenta sobrevivir a lo hermoso del poema.

Un abrazo mi querida Carmen.

carmen jiménez dijo...

Rosa: Sobrevivir es ya un triunfo!
Un beso y un abrazo grande.

Laura Caro dijo...

Querida Carmen:

Tus palabras sonintensas y llevan a la reflexión. Me gusta ese trozo que habla del nñumero de hijos que llega sin aviso y que aún estén en forma tus tacones para mantener el equilibrio desde ellos.

Un abrazo GIGANTE.

carmen jiménez dijo...

Laura preciosa: ese número de hijos siempre es justo lo que me mantiene en equilibrio.
Un beso grande.

Jorge Torres Daudet dijo...

Bien, Carmen. El desafío presupone fortaleza, parecida a la que contiene el poema. Que por mucho tiempo tus desafíos salgan victoriosos, es mi deseo.
Hasta muy pronto.
Besos.

carmen jiménez dijo...

Jorge: Gracias por tus buenos deseos.
Espero poder darte pronto un abrazo.
¿En el café Gijón?

Galeón dijo...

Aunque no siempre puedas verme, sabes que estoy, porque es un toma y daca lo que nos conforma de forma mútua.

Verdades lapidarias son algunas de las que esbozas en este poema, que ya deberías ir pensando agruparlos y regalarnoslos en un libro de una de mis escritoras favoritas, sino la que más...., o quizá dividirlo en dos, recuerdo que una vez quise meter más de diez canciones en un disco y mi arreglista me dijo que era regalar demasiado.

La vida es un desafío constante y candente, a veces contra las olas, otras contra la propia conciencia, que son las peores, porque queman por dentro.

Muchos Besos.

carmen jiménez dijo...

Galeón: No podía dejar de responder a esta mirada tuya. Gracias por ese empuje para poner en papel mi poesía, pero de momento, escribirla es a lo más que llegan mis fuerzas, y no sé si también mi deseo.
Gracias por estar aunque no te vea.
Un abrazo. Nos vemos.