Gracias a todos por vuestra mirada.

lunes, 23 de abril de 2012

Carpe diem sin después.

Antología VI Encuentro Poetas en la Red.


Un poema de amor ha de tener la dosis justa de erotismo
capaz de desnudar al cuerpo de su carne.
Tiene que atreverse a escribir palabras sin adornos
ni manidos versos - que cada vez quedamos menos tontos-.

No se puede timar al amor con rimas asonantes sin entrañas
por más ortodoxo que sea el romance.
Un poema de amor es un diamante de palabras
que pueden cortarte hasta el aliento
o seccionarte el corazón en dos mitades.

Cualquiera puede intercalar en sus estrofas
un puñado de lunas o un manojo de flores,
pero sólo los grandes poetas pueden nombrar “la cebolla”
y crear un poema justo después del carpe diem.



12 comentarios:

La Solateras dijo...

Me encantó cuando te lo oí antes de ayer y me vuelve a enamorar ahora. El cada vez quedamos menos tontos, genial.

Me han gustado mucho las horas que hemos pasado juntas.

Un abrazo

Susana Peiró dijo...

He aquí el poema, a un poema de amor.
Asunto de magas y magos, alquimistas que conocen ingredientes y dosis y maravillosas combinaciones entre cebollas y carpe diem.
Porque si no hay magia, no hay poema y mucho menos, un poema de amor.
Bravo por el Encuentro y por Vos, Querida Amiga y tus siempre inspiradoras letras. Te abrazo con mucho cariño!

Manuel María Torres Rojas dijo...

"...por qué persisten las manchas de grasa, de fruta y de tus labios..." (Pablo García Casado)

FLACA dijo...

¡¡¡Maravilloso!!!... Ya sabés,Carmen, admiro mucho tu estilo, sencillo y profundo. Nunca mejor definido un poema de amor,será porque sabés de qué estás hablando: los tuyos son insuperables.
¡¡¡CARPE DIEM!!!, siempre.

FLACA dijo...

¡¡¡Maravilloso!!!... Ya sabés,Carmen, admiro mucho tu estilo, sencillo y profundo. Nunca mejor definido un poema de amor,será porque sabés de qué estás hablando: los tuyos son insuperables.
¡¡¡CARPE DIEM!!!, siempre.

carmen jiménez dijo...

Ana: Gracias por tu mirada limpia y clara. De todas formas es una lástima que aún siendo listo se sufra igual.
Un besazo.

Susana: No sabes cómo se agradece un abrazo en medio del carpe diem.
Un abrazo oceánico.

Manuel: Me encanta la cita de Pablo García. Gracias por dejárnosla aquí.
Un saludo.

Mi Flaca querida: Te digo como a Susana. No sabes cuánto se agradece una mirada tan cálida en medio del carpe diem sin después.
Gracias por este ¡CARPE DIEM!
Un besazo.

FLACA dijo...

Carmen: justamente, el "carpe diem" es eso:HOY. No existe el después.Ahí está la gracia.A veces pienso que sería maravilloso poder andar viviendo la vida siempre en carpe diem. Un abrazote.

Marisa dijo...

Oírtelo recitar
fué todo un placer,
en el carpe diem
está la magia del vivir.

Un abrazo muy grande Carmen.

Anónimo dijo...

Y encima dedicarle una nana a una hortaliza, que derroche de un poeta que sufre con cada verso como el compositor que vive la musica con cada nota del piano. En cuanto a los trazos de tinta que surcan tu piel cuando de versos se trata los prolongas al papel. Déjame decirte que sin riesgo no hay aventura, ni amor sin locura, efectivamente coincido en que no se puede escribir de amor con el freno de mano echado.

Galeón dijo...

lo siento me traicióno el móvil convirtiendome en anónimo. Besos. Galeón. ¿O quizá lo soy?

carmen jiménez dijo...

Flaca: En realidad el carpe diem lleva implícito el "sin después" a pesar de saber que llegará. De lo que no estoy tan segura es que el carpe diem no lleve implícito también "el antes" aunque sea a nuestro pesar.
Sea como sea, parece que el carpe diem es lo único posible.
Otro besazo con abrazo incluido.

Marisa: Déjame decirte que la magia está justo dentro de ti.
Un abrazo mágico.

Galeón: Puede que no sólo te traicione tu móvil, también tu palabra te traiciona y te reconoce aún bajo el anonimato. Lo de coincidir es sin duda esa lectura que se lee por debajo de las letras.
Un abrazo de norte a sur.

Sin Camuflaje me entrego a vos dijo...

Hermoso...