Gracias a todos por vuestra mirada.

jueves, 10 de mayo de 2012

Tristeza a secas



La tristeza siempre viene de la mano

de un niño sin zapatos,

de un anciano sin sonrisa y sin pasado

sentado al sol en una silla.



Es amiga inseparable

de la madre que llora por su hijo,

de los náufragos sin orilla

naufragando en sus pateras.



La tristeza es un corazón desahuciado

que recorre las calles con su hatillo

haciendo malabares con sus penas

o vendiendo su sexo en las esquinas.



La tristeza es la bala que fusila

el paredón de la justicia.

Es la lista interminable

de los horrores de la guerra,

es el cheque que paga todas las pistolas.



Tiene sus ojos llenos de moscas

y los pezones secos, y la garganta llena de tierra.

Es la tumba en la cuneta

sin nombre ni apellido,

es el último latido en el reloj

señalando la hora última.



La tristeza son muchas manos atadas a la espalda,

ladrillos de mentiras y hombres sin palabra

-y sin conciencia-.



La tristeza es un planeta sin fronteras

por más que levantemos alambradas de púas

o murallas de piedra.












17 comentarios:

doble visión dijo...

Es muy cierto que la tristeza no puede contenerse dentro de nada ni ponerle vallas... pero también lo es que, como la niebla de la mañana, en algún momento comienza a disiparse.

beso

Rayuela dijo...

cómo sujetar la tristeza? cómo hacer que no corra como un río?


abrazos*

La Solateras dijo...

La tristeza tiene muchas caras, la hay general y privada, cruenta o emocional y sí, a veces pasa. Pero siempre deja huella.

Vamos a vivir el carpe diem y ya veremos. Espero que, al menos en tu ámbito privado, las cosas mejoren.

Un abrazo fuerte

carmen jiménez dijo...

Marcelo: Supongo que la niebla es como la lluvia, en alqun momento deja de llover como en algun momento la niebla se disipa y sin embargo hay lugares donde las nubes siempre amenazan lluvia, o lugares donde la niebla se condensa y se pierde toda visibilidad. Habría que preguntar a aquellos que viven en tan inhóspitas condiciones día a día. Seguro que ellos más que nadie agradecen un día de sol. O quizá por eso vayan siempre en su busca.
Un abrazo.

Mi Rayuela: Parece que el río baja caudaloso.
Mil besos*

Ana: A veces pasa y a veces se ensaña, y por supuesto siempre deja huella. Y a veces incluso se instala en el carpe diem y parece que se fuera a quedar a vivir en él.
Gracias siempre por tus buenos deseos.
Un beso grande.

Susana Peiró dijo...

Siete estrofas para los Siete velos de Tristeza. Esta Salomé ya no baila, no coquetea, no se esconde. El Poema la dejó desnuda.

Muy bello, inspirado e inspirador trabajo, Querida Carmen.

Mi abrazo, siempre con admiración Amiga mía.

Manuel dijo...

Y ahora, Carmen, cuéntame cómo es la Alegria!!!

Porque este lo hiciste de lujo.

Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Santa explicación. Sabes una cosa??? que Manuel tiene toda la razón. Retira ya la sábana de lágrima oportuna y ponte al sol del verso interminable.

carmen jiménez dijo...

Queridos Manuel y Jesús: Agradezco vuestro empuje para ponerme a escribir versos al sol, como dice Jesús tan poéticamente. Sin embargo son tiempos en los que casi me parece un pecado sonreír ante tanta desgracia como nos rodea y ante tantas personas que cada día pierden los derechos que tanto costaron conseguir convirtiéndose en deshauciados, por no hablar de los que nunca consiguieron disfrutar de ellos o los millones de personas que jamás lo lograrán. Porque ésta no es una tristeza de las que nace cuando uno se mira el ombligo, sino cuando mira esos ombligos que sobresalen de los vientres hambrientos.
Lo siento amigos, pero a pesar de la alegría de ayer en la Puerta del Sol, la tristeza sigue latiendo en mi corazón con más fuerza que la esperanza.
Dos abrazos.

carmen jiménez dijo...

Susana: Perdona por saltarme el orden, pero así es la tristeza. Gracias por tus palabras. En verdad estamos viviendo momentos en los que la tristeza personal se viste de una tristeza solidaria.
Un beso sin fronteras.

azpeitia dijo...

Muy bello y sentido...un abrazo de azpeitia

Galeón dijo...

La tienes anclada en el alma, forjada en el "Ávalon" de los sueños rotos, como la espada de Camelot, pero te recuerdo que en la leyenda del Rey Arturo, "Excalibur" fué liberada de la piedra, solo hace falta que se den las circunstancias precisas. Espero y es mi deseo que pronto puedas usar sus poderes mágicos y nos los hagas llegar en forma poética.

Besos

carmen jiménez dijo...

Azpeita: Un placer tu visita. Otro abrazo para ti.

Galeón: Tendré que aprender un poco más de historia a ver si encuentro esos poderes mágicos y puedo seguir soñando...
Un beso grande grandote.

Rosa dijo...

Lástima que sea la tristeza quien te inspire algo tan hermoso, porque así no puedo desearte que sigas escribiendo así de bien... Aunque seguro que si te empeñas lo logras, porque la poesía ya forma parte de ti corazón.

Un abrazo con todo mi cariño

carmen jiménez dijo...

Querida Rosa: Creo que la poesía siempre ha formado parte de mi. Ya mi madre me acunaba con ella. Todo es cíclico y eso es justo lo que más miedo da, que parece que todo acaba para volver a empezar. Y así seguimos en este siglo XXI con las mismas tristezas y las mismas injusticias que en el XVIII. Pero bien es cierto que en todos los tiempos también hay espacio para las alegrías. Llegarán.
Otro abrazo bien apretadito.

FLACA dijo...

No te vayas,Carmen. Abrazo.

FLACA dijo...

No te vayas,Carmen. Abrazo.

carmen jiménez dijo...

Mi flaquita linda: Yo no soy de las que abandona el barco y mucho menos con mis amigos dentro. Gracias por tu cariño, lo llevo conmigo.
Un beso oceánico.