Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 17 de junio de 2012

El ratón y el gato



Entretengo al pensamiento
con trozos de chocolate,
con retazos de libros,
con paseos interminables
que llevan a ningún sitio.

A veces lo entretengo
con algo que no sean las noticias,
y me permito por un rato
respirar el olor de la utopía,
el color que debe tener un amanecer
tras un insomnio prolongado.

Otras, las menos,
lo engaño pensando en imposibles;
juego con él al ratón y al gato,
y hasta alcanzo a tocar la luna
con mis dos manos.

7 comentarios:

FLACA dijo...

¡¡¡Así te quiero ver,Carmen!, y sentir...

FLACA dijo...

¡¡¡Así te quiero ver,Carmen!, y sentir...

La Solateras dijo...

Me gusta que vuelvas, Carmen. Y más con un poema como este, lleno de esperanza.

Un beso fuerte.

Ezequiel Spano dijo...

Muy interesante, me gusto mucho, pasa si queres por mi blog y mira un rato, sos bienvenida.

carmen jiménez dijo...

Flaquita linda: ¡Obra milagros una copa de vino!
Un beso grande.

Ana querida: La esperanza en demasía mata la ilusión! Ya ves, quizá es que la esperanza va y viene como las olas del mar.
Un abrazo y ojalá nos veamos pronto.

Ezequiel: Tú también eres bienvenido. Me daré una vuelta despacito.
Saludos.

Fina Tizón dijo...

Que rebelde es , a veces, el pensamiento; ingénuo o maestro de la experiencia, pero siempre rebelde.

Bello poema el tuyo, Carmen. Un placer haber descubierto tu blog. Si deseas pasarte por el mío y ofrecerme tus opiniones, serán bienvenidas, por mi parte, me mantendré al tanto de tus entradas.
Un saludo
FINA

Manuel dijo...

Escribí una vez un poema en el que decía algo así que esto de vivir "es para genios, para escapistas..."

Y sigo pensando que hay que saber inventarselas para salir airoso cada día y resistir la jornada sin sucumbir.

Tu has sobrevivido a la tuya de manera maravillosa con este poema.

Espero verte el Jueves. Un beso.