Gracias a todos por vuestra mirada.

viernes, 12 de junio de 2015

El vaivén de las olas

"Donde te lleva el aire"
 (Andrés Martínez)

Te hubiera entregado toda mi ternura,
pero tú ya sabías que se puede vivir
sin caricias y sin besos,
igual que se vive la tristeza sin morirse.
Te hubiera besado los párpados
para acariciar cada uno de tus sueños,
los perdidos y los ganados, y los que aún
están por cumplirse y por soñarse.
Hubiera querido sentir, qué se siente
cuando alguien te deja entrar
sin tener que llamar a la puerta.
Hubiera querido ver ondear la bandera
en miad del puente,
para saber que ahí estaba la meta.
Yo que siempre crucé el río a nado
sin guardar la ropa
hasta llegar a la otra orilla,
comienzo a preguntarme
si alguna vez volveré a tocar tierra firme.
Por momentos mis brazos y mis piernas se rinden
y me entrego al vaivén de las olas.





3 comentarios:

Rosa Mª Villalta dijo...

¡Precioso poema!
Abrazos.

doble visión dijo...

Una preciosura de poema... exacto!

Galeón dijo...

El mar siempre es generoso, con toda su grandeza, soporta todas nuestras penas lanzadas desde la orilla, para calmar en sus aguas lo que curiosamente nos ahoga, y con su pausado vaivén nos pare de nuevo a tierra firme, aún a sabiendas de que volveremos a su orilla para lanzarle nuevamente las espinas que la vida nos depare.

Muchas gracias por esta preciosa poesía, que considero especial, déjate llevar: ¿dónde...?, "donde te lleva el aire".