Gracias a todos por vuestra mirada.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Cuando por fin...


  "La gente feliz no tiene historia"
               (Simone de Beauvoir)                                                                               

Cuando ya no te piense, ni te añore, ni te busque entre luces de tinieblas, ni te espere en el tiempo inexistente, sabré que te has ido para siempre.

Cuando sople las cenizas al viento junto con tu nombre rechinando entre los dientes, y el mar ya no me sepa a tu boca, ni las sábanas me duelan en la piel,  sabré que te has ido para siempre.

Cuando ya no me invente tu mirada ni la vea reflejada en la luna de mis noches. Cuando sólo escuche mi latido latiendo al compás de mi existencia, sabré que te has ido para siempre.

Cuando pueda volver a escuchar el sonido de las risas, y respirar el aire sin asfixiarme en tu aroma, y sentir mis manos al contacto cálido de otra mano amiga. 

Cuando mis ojos puedan mirar el mundo sin ver tu sombra arrastrándome de nuevo en una inútil búsqueda, sabré que te has ido para siempre.

Y por fin, dejaré de respirarte, de pensarte, de añorarte, de nombrarte. De amarte. Por fin te habrás ido para siempre.


30 comentarios:

Marta Fernández Olivera dijo...

Precioso Luna, la primera parte en tono como angustioso, como se hechara a faltar a esa persona que no hace mas que daño, y la segunda parte es como si una entrada de luz fresca iluminara mi cara y diciendome al oido: "por fin se ha ido para siempre" y por fin podre sentir, mirar, respirar...
Bello.
Marta
PD: puedes añadirme a "mis mundos"

media luna dijo...

Pues sí Marta. Es precisamente tanta angustia acumulada lo que da paso a esa brisa fresca que por fin se lleva todos los malor recuerdos. Y por fin, uno/a puede volver a a la vida.
Gracias por tus impresiones y por tu permiso.
Un saludo

marisa dijo...

¡Qué tristeza nos invade cuando todo lo acabado es para siempre...! Pero a la vez esa la única manera de seguir, de retomar, de ilusionarse. Precioso amiga mía. Un abrazo muy, muy fuerte.

SUSANA dijo...

Qué tema Media Luna!

Superar algunas relaciones -especialmente esas que nos lastiman tanto- puede convertirse en un Gran Desafío.

Porque racionalmente, nos damos la orden...perooo, la razón tan poco y nada tiene que ver con los sentimientos!

Bellísimo "Cuando por fin..."!

Y aquí estoy, para decirte que me encantaría que enlaces La Cueva, y también haré lo propio con tu blog!

Recibí un fuerte Abrazo y muchas Gracias por tu comentario!

media luna dijo...

Cuesta retomar con la certeza de que nada será lo mismo como te digo en tu último poema, sin embargo hay que poner la mirada en otras ilusiones. La vida es un constante aprendizaje.
Un beso, y gracias por tus palabras.

media luna dijo...

Querida Susana, supongo, quiero pensar que los desafíos te hacen caminar hacia delante. Pero como bien dices, ¡es tan traidora la razón! ¡¿O será el corazón?!
Es un placer recibir tu visita. Gracias. Nos vemos en tu cueva o aquí siempre que quieras.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hay que poner la mirada en otras ilusiones, me gusta esa parte. Tu cabeza quiere ser racional y dice basta, pero el corazon sigue suspirando, sigue pensando que puede ser. Como tu dices amiga demos paso a la brisa fresca

media luna dijo...

Pues yo si fuera lectora de mi propio escrito, que lo soy, creo que al final, escucharía un infinito suspiro de alivio, que no se escribe con palabras.
Un saludo anónimo.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Media Luna, Que dura espera, que triste adiós.
Es un pensamiento muy sentido, muy real, como tan real que todos o muchos hemos pasados por esos momentos que se parecen a la nada. Después, viene un nuevo día...

P.D. Ya borré lo de la cofradía del Sur y en cambio envié un saludo a los amigos del mundo. Gracias por hacérmelo notar.
Roberto

JCldanse dijo...

Una vez leí que encontrar el amor era como enterarse de un secreto del cual dependen las cosas más bonitas del universo.. Lo primero que escribí en mi blog fue lo que siento, porque encontré sin pretenderlo estar junto a ella,.Una manera sincera, que fluye como el aire y que empuja y acaricia,.. Un baile para los dos, donde el cambio es solo de lugar.. Un sitio para que el mar llene de azul el aire, ..abrazados,.. bailando descalzos hacía el infinito..
No puedo explicar todo lo que la quiero y la echo de menos,.

gracias por escribirme y decirme que te gustó,.

un saludo..

media luna dijo...

Roberto, es cierto que después viene un nuevo día por increíble que parezca cuando la nada te absorve. Mira, para éso sí sirven los años:)) Gracias por tus palabras.
Y respecto a la cofradía, pues, ya te digo en tu blog. ¡Viva esa cofradía del Sur en la que cabe el mundo!

media luna dijo...

Danse, sólo se me ocurre decirte, que como dice Roberto, un día de repente, amanece. Y como digo yo: un día por fin volverás a escuchar otras risas sin ese nudo que asfixia el aire. Es un viaje largo, pero merece la pena.
Un saludo y encantada de tu visita.

Camarandante dijo...

Hola media Luna!! estoy realmente contento de haber encontrado tu blog..

Me encanta lo que escribes, lo que sientes, lo que transmites...

...y si, yo creo, que si es posible volver respirar, aunque queden heridas viejas que se recuerdan en cada suspiro...

Un gran abrazo!

media luna dijo...

Bienvenido Camarandante. Un buen nombre que aúna tu lente y tu palabra.
Gracias por tu visita y por dejar tu comentario.
Un placer conocer tu blog.
Saludos

andal13 dijo...

Qué difícil superar ese tiempo de desasosiego, de angustia, de dolor...
Pero un día despertamos y ya no nos duele.
Y estamos vivos para empezar de nuevo.
Precioso texto.

la peor de todas dijo...

"La gente feliz no tiene historia" S. de Beauvior
El dolor es el motor de la vida misma.
Un abrazo

media luna dijo...

Nunca había escuchado esa frase, y éso que soy coleccionista.
Yo siempre he querido creer que la gente feliz tiene historias felices, pero también las hay, que tienen historias muy tristes y espero que después de éso, también puedan ser felices.
Otro abrazo para ti y un placer recibir tu visita.

media luna dijo...

Querida Andrea,yo no sé si se podrá empezar de nuevo, o cada día es un nuevo comienzo. Pero sé que no es bueno convivir con el dolor por mucho tiempo.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.

Maria Luisa dijo...

Cuando somos felices nada importa, solo sentir.
Sin embargo el dolor tenemos la necesidad de compartirlo.
La frase de S.Beauvior, ¡Acertada!.

Un besazo.

media luna dijo...

Pues yo siempre digo Mª Luisa, que las alegrías compartidas son más alegres, y las penas menos tristes.
Compartir es vivir, y aunque esta forma virtual es relativamente nueva, creo que lo que importa es saber que existimos de verdad.
Un placer recibir tu visita una vez más.

FLACA dijo...

Cuando una cierra finalmente la puerta, se siente un gran alivio.
Es bueno terminar con las agonías.Duele,pero la vida siempre nos sorprende .

William Alexander López dijo...

Son unas preciosas palabras, me ha encantado muchisimo. Me darías permiso de poder ilustrar una fotografía con un extracto de esta entrada ? ( Detallando tu autoría )

Un Abrazo fuerte.

media luna dijo...

Flaca, es un gusto leer tus palabras. Es como un empujón más para que se cierren todas las puertas que hayan de cerrarse.
Un suspiro de alivio, y un fuerte abrazo.

Willian, me alegro que te haya gustado este canto al desamor. Sería un honor que mis palabras te sirvieran para una de tus magníficas fotografías.
Otro abrazo para ti.

Marta Fernández Olivera dijo...

Te puedo añadir a mi lista de blogs??

:)

media luna dijo...

Sería un honor Marta. Hago lo propio. Estoy buscando el momento de leer tu último relato. Seguro que lo encuentro:)
Gracias y un saludo

Marta Fernández Olivera dijo...

Vale te añado ahora mismito, y espero que te guste mi nuevo relato!
Muakas

Goliardo dijo...

Quizás, entonces, nadie se vaya para siempre, y nos deje una medalla colgada en el alma, que a veces brilla cuando le da el sol. Quizás no esté tan mal, entonces, que alguna gente no se vaya para siempre. Después de todo, no se pierde para siempre aquello que en verdad no se quiere perder. Bellísimas tus palabras, es muy linda tu poesía en prosa.

media luna dijo...

Supongo que tienes razón. Aquello que en verdad no se quiere perder...A veces creo, que incluso habiendo querido perderlo, la medalla colgará del alma aunque sea invisible en nuestro cuello.
Un placer leer tus comentarios. Encierran el sabor de tu poesía.
Más saludos

amor dijo...

si fuera para mí, yo volvería

yo siempre vuelvo

s

media luna dijo...

Yo también soy de las que vuelven, pero prefiero a los que no se van nunca.
Gracias por tu visita y gracias por detenerte a leerme. Siempre es un placer comartir sensaciones.
Un saludo.