Gracias a todos por vuestra mirada.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Versiones

La ilusión

No quiero conocerte, ni verte, ni tocarte, ni abrazarte, ni besarte. No quiero que me hables con tu voz porque sonaría diferente a la voz que consuela mis desvelos. No quiero que veas mis ojos verdes, ni mis pechos blancos, ni acaricies mi melena revuelta, ni mi piel necesitada. No quiero convertirme de repente en una mujer cualquiera, porque desaparecerías para siempre. Y sin ti, desaparecería la ilusión de alcanzarte.

Síntomas

No quiero nada más. Sé que queríamos todo. Saberlo todo el uno del otro. Saber el lugar de nacimiento, el nombre de la madre, del padre, de los hermanos. Saber a qué edad perdimos la virginidad, con quién, cómo fue. Queríamos olernos, y tocarnos, y besarnos, y pasear por los parques cogidos de la mano. Y hacer el amor al caer la noche en una cabaña en lo alto de un monte. Y queríamos seguir viéndonos toda la vida y que la vida no se acabara nunca. Queríamos encontrarnos al doblar una esquina, y llamarnos para escuchar nuestras voces diciendo “te quiero” una vez más. Pero al doblar la esquina, me di cuenta que dentro de un tiempo ya no me sorprendería encontrarte, y que tal vez el móvil dejaría de sonar un día inesperadamente, y que cambiarías una noche de amor por una de trabajo, y que conocería a tu familia y perderían el encanto de tus sensaciones. Y que sólo quedarían besos y abrazos en una cama almidonada, y olvidaríamos pasear por el parque cogidos de la mano. Que tu olor se confundiría con el mío y me olería diferente. Y llegaría el día en que sería tu mujer para siempre, o tu amante ocasional, pero que ya no querrías conocer todo de mi, porque sin saberlo, creerías saberlo. Y entonces desaparecería para siempre aquello que fue y dejó de serlo. No quiero nada más. Sólo quiero que sea lo que fue antes de dejar de serlo.

27 comentarios:

Juanma dijo...

...porque, de no ser así, nada merecería la pena. Qué texto tan bonito y bueno has escrito. Descubro tu blog en este momento en el cual no me puedo detener, lo haré mañana...lo haré, tengo la certeza, cada día desde hoy.
Un beso y muchas gracias por tu visita y tus palabras en mi blog.

marisa dijo...

Bien! Me moría de ganas de leerte, de enredarme entre tus textos.Vengo. Me gusta ver por aquí voces amigas, sentir que los lazos se multiplican, que nuestro amor por la escritura nos aúna.
"No quiero conocerte, ni verte , ni tocarte..." Qué bello es lo que no se ha tenido, (¿REcuerdas Lucía, de Serrat?. Me voy contenta, plena y feliz de que sigamos compartiendo unos con otros, tejiendo esta cadena de palabras...
Un abrazo muy grande y muy sincero

Marta Fernández Olivera dijo...

wouw....vaya encadenamiento de verdades has plasmado ahí...lo ideal es que la ilusion nunca se pierda, que la ilusion este viva siempre, y que nunca dejemos de descubrir a la persona que tenemos al lado.
Me ha encantado Luna.
Un beso

LSz. dijo...

La negación ¿afirma? ¿La melancolía es de verdad pérdida? Saludo.

Anónimo dijo...

Excelente texto para comentar, yo me quedo con este párrafo:
"No quiero convertirme de repente en una mujer cualquiera, porque desaparecerías para siempre. Y sin ti, desaparecería la ilusión de alcanzarte." Se trata de una negaciòn-destrucciòn-desapariciòn ¿involuntaria o querida?. Creo que muchas veces negamosañcanzar a alguien por miedo a comtemplarnos desde el pensamiento de reconocer que un amor es imposible o como dice Marisa: que bello es no que nose ha tenido.
No tiene desperdicio Luna este texto que hay que releer para sacarle su esencia. Gracias Tabajete

media luna dijo...

Juanma: Gracias por venir a visitarme tan pronto. Me alegro que te gustara lo que has leído. Como ya te dije tengo pendientes muchos post tuyos que me interesa leer. Y lo haré cuando el bendito tiempo se ponga de mi lado.
Un saludo.

Marisa: Para mi es un honor tu presencia. Gracias a tus ánimos, creo que me decidí a exponer estos textos que de vez en cuando escribo insegura, llena de palabras que se abren hueco tecla a tecla en busca de una salida. Una vez más gracias por tus ánimos.
Un beso muy fuerte.

Marta: Creo que has captado la idea perfectamente. Lo importante es no perder nunca la ilusión de creer que siempre queda algo por descubrir por muchos años que pasen. Lo malo es instalarse y creer que nunca más pasará nada, porque nos da miedo seguir descubriendo. Es una opción.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

Sánchez: Desde luego tu comentario a modo de pregunta no me deja indifirente. Quizá hayas atravesado la diana. Me despistó lo de la melancolía, pero seguiré dándole vueltas.
Gracias por compartir mis textos.
Un saludote.

Tabajete: ¡Qué alegría verte de nuevo por aquí! Lo que no tiene desperdicio es tu comentario. Creo que tiene que ver con algo de los que dijo Sánchez y sin embargo tú terminas recitando esas bellas palabras que escribió Marisa. Esas bellas palabras de un poeta como Serrat: "Qué bello es lo que no se ha tenido" Pero lo mejor, mejor que éso, es que lo que tienes sea igual de bello que lo que imaginas. Uffff!
Un placer recibir tu visita.
Un abrazo.

Camarandante dijo...

Qué lindo es leerte Media Luna.. cuántas ideas, cuántos recuerdos revuelve tu prosa poética y desgarradora,
y que asustados estamos, algunos amantes, cuando por fín nos miramos a los ojos y no nos vemos...
y no nos reconocemos...
y tememos cogernos de la mano por miedo al dolor de soltarnos...

Buenas, buenas palabras, como siempre, para leer y releer.

Un gran abrazo!

media luna dijo...

Enrique: Tu comentario hace que mi prosa adquiera nuevas dimensiones. Como si leyeras entre líneas lo que de alguna manera se le resiste a mi pluma y lo dibuja y lo adorna. Pero ese miedo a cogerse la mano y poder sentir el dolor de que se suelten...Éso es poesía.
Gracias por tu visita y por tu visión.
Un abrazo

William Alexander López dijo...

A veces se pierde tanto con la rutina, cuando el verdadero encanto esta en mantener la magia y la ilusión del inicio.

Me encantan tus versiones.
Abrazos

FLACA dijo...

Hermosísimo texto.Me ocurrió como a Marisa: mientras iba leyendo me sonaba "Lucía" de Serrat en la cabeza.Es una gran verdad:" no hay nada más bello que lo que nunca he tenido/nada más amado que lo que soñé".
También es verdad esa máxima popular que dice que "no hay peor gestión que la que no se hace".

Son muy profundos y hermosos estos textos tuyos de amor. Beso desde Uruguay.

JCldanse dijo...

Este post me encantó.. escribes muy bien.

un saludo y gracias,.

Lembranza dijo...

Precioso, como dice Taba hay que volver a leerlo para poder sacarle todo el jugo. De todos modos, creo que siempre hay que intentarlo, si no lo pruebas no vas a saber nunca si te vas a convertir en una mujer cualquiera o que la realidad es mejor.

la peor de todas dijo...

Qué bello, qué triste, qué malditamente real...me has dejado el alma pendiendo de un hilo. Creo que este texto lo releeré muchas muchas veces. Un abrazo gigante.

media luna dijo...

William: Sin duda ése es el verdadero encanto. "La magia". Pero ¿cómo hacerla aparecer de nuevo? Porque con un abracadabra, ¡plaf! desaparece, y sin embargo al revés, el truco no parece funcionar. Tal vez haya que recurrir a la verdadera magia. A esa sin trampa ni cartón.
Me alegro que te hayan gustado estas versiones. ¡Hay tantas!
Un abrazo

Flaca: Gracias por tus palabras. Pensar en Serrat, es pensar en Lucía también, y es un enorme placer que mis textos os transporten a esa música inigualable y tan querida por mi.
Un fuerte abrazo.

Danse: Gracias a ti, y no dejes de escribir, que escribir cura y además haces que los demás disfruten.
Un beso.

Lembranza: ¡Bien por tu visita! Después de leer los comentarios, me doy cuenta que aunque todos tienen algo en común, cada uno es personal e intransferible. Cada uno se queda con las palabras de una forma diferente.
Un besazo.

Maga: Tú lo has dicho. ¡Qué malditamente real! Es un placer compartir contigo realidades y misterios.
Un gusto encontrarte por aquí.
Un beso.

Maria Luisa dijo...

Precioso, real, sentido...
Sí, perdemos por el camino cosas, sentimientos. Piensas: Ya no podré sentir, ni tampoco quiero la rutina. A pesar de todo hay que aprender que la vida no se acaba que cuando se apaga la luz o la "llama", tú tienes el interruptor y la felicidad está en ti.
Que sentimientos despiertas.

Un besazo.

mentecato dijo...

Texto en llamas. Onírico. Acuciante. Cotidiano. Puede ser de Tokio, de Rio de Janeiro, de Sydney, de Texas, de Buenos Aires... Es la realidad de dos que caminan vida a vida...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me gusta la frase de Maria Luisa "La felicidad esta en ti" a veces nos empeñamos en en creer que la felicidad nos la dan los demás,pero solo es lo que nosotros reflejamos en ellos, la felicidad depende de nosotros, esta en nosotros

Anónimo dijo...

el anonimo es mio. Nunci

Goliardo dijo...

La ilusión suele ser más bella que la realidad, abollada por la costumbre, rasguñada por el desencanto. Guardemos esa ilusión en un cofre, como al fuego sagrado, para que alguien lo descubra y encienda nuestros días. No hay frío que resista al calor de nuestras manos que se encuentran, de nuestros brazos que nos estrechan en uno. Hay abrazos que se prenden en el alma y se quedan cuando se va su dueño. Son esos los que anuncian que abrá otros nuevos. Mi ilusión, desde ese cofre, cobra nuevos bríos ¡Salud por encontrarte, amiga plateada, me gusta adivinar tu otra cara, oscurecida por la sombra del mundo en que vivimos! Gracias por tu luz.

Goliardo dijo...

Fe de erratas: donde se lee "abrá", debe leerse "habrá". Que no se enteren mis alumnos, pago bien por el silencio, jajaja. Un "habrazo".

ro dijo...

¡Hola! Me tardé más de lo prometido. Pero me recibió un gran texto. De una verdad humana irrefutable. Por eso es doloroso. Porque es absolutamente real. Pero hay que arriesgarse a completarse en otro y desde ese lugar del riesgo, donde la extensión de la pareja se puede llegar a hacer desierto, seguir peleando por la intensidad, aún con una sensación de pérdida, de extravío de lo esencial, seguirla peleando.
Un beso

media luna dijo...

Mª Luisa:imagino que la vida nos va mostrando caminos y que depende de nosotros transitarlos. Te aseguro que yo intentaré coger o escoger, aquellos donde vea una llama de felicidad.
Gracias por tus palabras.
Un beso.

Precioso comentario Mentecato. Tu poesía envuelve mis palabras.
Un placer tu visita.

Nunci: Pues supongo que seguimos con nuestro debate prosaico y poético. Decía Eric Fromm, en su libro "El arte de amar", que lo que amamos, de lo que nos enamoramos, es de la imagen que nos proyecta la persona a la que queremos. Una imagen idealizada de nosotros mismos. El amor auténtico viene después. Cuando somos capaces de amar las imperfecciones. Cuando somos capaces de amarnos a nosotros mismos.
Un abrazo, y gracias por venir y dejarme tus impresiones.

Alejandro: Tus comentarios siempre me dejan un sabor para saborear a fuego lento. La ilusión rasguñada se va convirtiendo en algo parecido a la realidad, y a veces se pierde en ella. Lo mejor será resguardarla en un cofre hasta que unas manos cálidas vuelvan abrirlo.
Gracias por tan bellas palabras llenas de esperanza.
P.D. Me hiciste reír un montón con tu fe de erratas. Sólo por eso mereció la pena que la hicieras aunque no fuera necesaria.

Ro: Gracias por tu visita, y gracias por tus ánimos. Sin duda el amor, además de sentirlo, hay que trabajarlo, mimarlo, cuidarlo y pelearlo cuando llega el caso. Nadie dijo que fuera fácil, pero merece la pena. Como le digo a Nunci, el amor verdadero es mucho más que una ilusión.
Un abrazo y ya sabes lo mucho que disfruto con tu imaginación.

Flordeotoño dijo...

Qué bueno, media luna, eso de... "lo queremos todo pero no queremos nada, para evitar que todo se acabe"

Un beso y mi felicitación por tu bello escrito.

media luna dijo...

Querida flordeotoño: Es un gusto recibir tus palabras. Te visitaré despacio para contagiarme de tu entusiasmo y para convertirme en troglodita. La cobardía no es una opción. La vida lo merece todo.
Un abrazo.

Arcadia dijo...

Seguir leyéndote me pone los pelos de punta. Me ha encantado esta entrada,no se por qué. Quizás porque explicas como nadie que yo haya leído lo que ocurre con las relaciones cuando pasa el tiempo. Porque mantener viva una pequeña llama de amor es más difícil de lo que parece. Y llega un punto en el que se apaga. O quizás no. Yo sigo luchando porque no se apague nunca, aunque palabras como las tuyas, me hacen reflexionar.

Un beso enorme!

media luna dijo...

Querida Arcadia: Yo también sigo luchando porque esa llama no se apague. Incluso de los rescoldos puede nacer un fuego. Pero antes, antes tiene que arder con mucha fuerza, hay que soplarlo cada día para mantener la llama bien despierta. Hay que dormir bajo su calor y volver a soplar.
Me alegro que estas versiones te llegaran de alguna forma, pero ¡existen tantas...!
Un beso muy fuerte

Zully dijo...

Cariño, describes tan bien las emociones y sentimientos que una se identifica en un 100%. Tu bello hablar lo hace aún más intenso. Genia¡¡¡