Gracias a todos por vuestra mirada.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Ciegos

Me siento como una ciega intentando palpar tu rostro en la oscuridad. Palpar tu cuerpo tantas veces soñado. Mis manos se extienden para buscar tu cercanía y no encuentro sino aire entre tu espacio y el mío. Sólo un vacío sin sombras precisas. Una oquedad inquietante de contornos inexistentes, a los que trato de dar vida en mitad de una noche. Te nombro a ver si con mi voz te encuentro, y la oigo recorrer la habitación chocando con los muebles y volver a mi garganta seca. Y te llamo agitando mis brazos como para que vengas, como señalándote el camino de regreso. Pero tú tampoco me ves. Quizá los dos estemos ciegos.

23 comentarios:

Fernando dijo...

ciegos o rodeados por la ausencia...el lado del ansia trae siempre el frío del abandono...besos dulces.

Galeón dijo...

No encuetro sino tormentas en tus palabras, calladas, de relámpagos que sólo chisporrotean, pero inquietan; mientras deseo que escampe..., porque el sol siempre está ahí y cuanto menos duren las nubes en el cielo más tiempo podremos disfrutarlo.

Pero de todas formas una preciosa manera de expresar anhelos, una historia en dos párrafos o era uno; nadie me entiende cuando digo que no existe la canción triste, porque aunque puedan ser muy emotivas las palabras y dura la realidad que expresan, siempre hay una comunicación en ellas. Recuerdas:

"A los que hacen de la música, básamo para la herida,
moneda que todo lo paga,
late su pulso en la vida,
nunca está solo el que canta".

Por una vez me alegra ser el primero, llegué tarde, pero ya vés me quedé atado a tus palabras, para que nunca estés sola.

Un beso.

marisa dijo...

mi carmen...No tengo palabras.he sentido contigo esa ceguera.Tú ya sabes por qué...
Un beso enorme

media luna dijo...

Fernando: ¡Qué frío! Qué fría la ausencia, qué fría el ansia, y qué frío el abandono. Sin embargo, tras todo ello, nos queda el calor de nuestro propio corazón.
Gracias por tus palabras.
Besos a ti también.

Jesús Arroyo dijo...

Tal vez sea ceguera momentanea. tan solo eso.
Un beso.
por cierto, hablando de cegueras ¿Te has enterado que Caja Madrid se carga POETAS EN VIVO (Enrique Gracia) Lo verás en su blog.

CANELA dijo...

Ciegos en la habitación; solos, somos lo que realmente somos.

Muy bueno.
Saludos

CANELA dijo...

Sí lo es; pochoclero pero mio al fin.
Saludos.

media luna dijo...

Galeón: Gracias. Tú nunca llegas tarde. ¡Y qué bonita se queda la tarde cuando escampa! ¡Qué gloria respirar la huella húmeda de la lluvia en la tierra! ¡Qué bonito el cielo desde lo alto del Carche cuando comienzan a verse las estrellas desde su cima!
Yo te entiendo cuando dices que una canción puede ser, es, el bálsamo para la herida.
Un beso grande.

Marisa: Hay muchos ciegos por el mundo que creen que ven.
Pero tú y yo sabemos quienes son los que cuentan.
Un beso, amiga.

media luna dijo...

Jesús: Como dice Galeón, el cielo escampa, y los que quieran ver que vean.
Un abrazo.
Iré a enterarme de eso. Gracias por la información.

Canela: Muy buena reflexión. Así es como nos encontramos con nosotros mismos.
Un abrazo y a seguir dibujando y escribiendo.

Noray dijo...

En cierto modo, todos estamos ciegos, desnudos de nosotros mismos. Pronto, más tarde o más temprano, volverá la luz a la retina y se alumbrarán de nuevo todos los espejos.

Un beso

Maria Luisa dijo...

Media Luna-
Me quedo con un trocito, no quiero ser avariciosa.
"Te nombro a ver si con mi voz te encuentro en mitad de la noche".


Delicioso, precioso, dulce, sentido...

Un besico.

Terly dijo...

Cuando el amor se esfuma, se padece la mayor de las cegueras y como compañía no nos queda más que nuestra propia soledad.
Un beso.

media luna dijo...

Noray: Me gusta esa luz que tan bien nos has mostrado con la imagen de los espejos. Al fin, la luz parte de nosotros.
Gracias por tu mirada.

María Luisa: Me gusta esa parte que has elegido.
Gracias por tus palabras.
Un besazo.

Terly: Y es en esa ceguera donde nos descubrimos a nosotros mismos.
Un abrazo.

SUSANA dijo...

...O algo peor, quizás tengan los ojos cerrados.

A veces, Querida Amiga, no hay permiso para ver. Porque ver significa reconocer. Y cerramos los ojos, fabricamos excusas y marchamos a tientas en la oscuridad, voceando nuestra tristeza.

Pero el corazón no se deja engañar por nosotros o nuestros sentidos.

Ahhhhh, me llevaste en tu vuelo guapa Amiga, como sólo Vos sabés hacerlo! Muchas Gracias por este momento!

Y también mi Enorme Agradecimiento por esos ánimos y la tremenda inyección de energía que fueron tus palabras de hoy. Somos capaces -todos- de asumir grandes desafíos cuando confían en nosotros, como Vos en mí.

Te abrazo con todísimo Cariño!!!!!

LSz. dijo...

Y los demás sentidos?

El vacío cuando duele no es vacío, allí hay algo, esa sustancia, esa ambigüedad, es tan literaria. Un gran pequeño texto Media Luna.

Jesús Arroyo dijo...

Bueno, ha llegado el día en el que me escondo y miro la navidad con diferentes ojos a lo establecido. Por eso, quiero que los vientos ayuden a que se cumplan TODOS tus deseos. Lo espero y quiero.
Si no nos vemos por las aceras de este pueblo... Besazos y hasta el día siete.

media luna dijo...

Susana: La vida nos devuelve con creces la confianza.
Quizá los dos tengan los ojos cerrados y vuelvan a abrirlos y vuelvan a ver lo que tienen delante y por fin sean capaces de saber si les gusta o no.
Un beso querida amiga.

Felipe: Pues una vez más tienes razón. ¿Y los otros sentidos? ¿Qué hay del olor de su ropa, de su perfume, de su piel, de su sexo, de él, de ella? ¿Qué hay del recuerdo gustatitvo que ensaliva las papilas? En fin...Felipe, que sí, que faltan los otros sentidos, pero todos caben en ese mismo vacío tan lleno.
Un abrazo.

Jesús: Vecino! Pues yo debería ir preparando algun villancico para felicitaros la Navidad, porque como tú, suelo embuirme en ella, no sé si al estido establecido, pero sí con ese espíritu de acercarme a todo el que quiero aunque sea para tomar una copita. Asi que ya sabes, si estás por estas tierras te invito a una.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Acechados, sin saber. ciegos, mudos, sordos. ¿Cómo nos podemos encontrar? tal vez si dejamos entrever la luna, así, que ilumine los rostros. Nuestros rostros. Para verte mejor caperucita...

pistachocanela dijo...

El anomino, que se equiovocó de botón soy yo
Pistacho

Lu . dijo...

la verdad...
sin palabras.. hermoso

media luna dijo...

Pistachocanela: Lo primero bienvenida.Seguro que la luna sería una luz preciosa para ir recuperando la luz que falta a veces en los corazones. Gracias por tu mirada.

Lu:Bienvenidad tú también a este rincón. Un placer recibir tus palabras sin palabras.

Andrea dijo...

Bonito texto..ciegos los dos. Cuando señalamos el camino y aún así no logramos nada, ya no hay nada que hacer creo. Un beso!

Lunska Nicori dijo...

Es una ceguera extendida entre los seres humanos. Asi que defiendes una realidad en primera persona que le vale al mundo entero. Eso es lo bueno, de la poesía, o de la comunicación.