Gracias a todos por vuestra mirada.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

A sangre fría


No la busques. Ningún camino te conducirá hasta ella. La maté. Sí. Tenía las manos aladas, los ojos invadidos por los sueños, la piel de fuego, el corazón deshecho. La maté del todo. A sangre fría.  Tenía la costumbre de enredar sus fantasías entre mis piernas y hacerme perder el paso cuando mis pies querían pisar suelo firme. Ella se resistía a morir. Se aferraba con sus alas a mis manos y mis manos la empujaron a un precipicio sin fondo. Y cayó. Sentí casi un alivio al ver despeñarse su cuerpo vestido de promesas, de lágrimas,  de espejismos, de desvelos, de esperanzas, de fracasos.  Desde el aire volteó sus ojos todavía vivos. La suerte estaba echada. No le dije adiós. Nos habíamos despedido ya demasiadas veces. La empujé, sí. A sangre fría. Yo quedé asida a la tierra con mis uñas intentado salvarme del abismo.  No creo que nadie pueda darte razón de su existencia. No tenía paradero conocido, ni se sabe a ciencia cierta si era humana o vino de las estrellas. Sin cadáver no hay delito, y ella era tan etérea…Ni siquiera sé si fue un asesinato en toda regla o en legítima defensa.


20 comentarios:

Fernando dijo...

Querida Carmen , espero que no hayas hecho esa barbaridad por conocerme en Alcalá. Los Jiménez necesitamos sobrevivir. ¿Qué sería del mundo poético sin nosotros?. Un saludo muy cordial.

FLACA dijo...

Como la poda, deshacerse de la parte que está de más renueva, revitaliza. Cuántas veces es necesario tirar la parte que agobia, matarla sin ningún miramiento, para poder sobrevivir.
Como siempre, Carmen, tus textos muestran al ser con toda su humanidad. Además de esa profundidad, qué bien escribís.
Un abrazo, amiga.

Galeón dijo...

Aqui me tienes, pronto, solícito, a la espera de tus migajas, escribiendo "a sangre caliente" apenas segundos después de haberte oído.

No fue culpa tuya, murió por no vivir, por no utilizar sus alas, por permanecer en tierra, sin horizonte, el aire contaminado de banalidades la empujó al vacío, el problema fue que se dejó llevar.

Vuela alto, corazón libre, que importa si suben a tu altura solo unos pocos, pero no te entregues, recuerda que los únicos vencidos son los que no luchan.

Te esperaré en el cantil.

Jesús Arroyo dijo...

No la han encontrado, es normal, no está muerta. Es como el fénix que renace, no de sus cenizas, no. Vive de su pensamiento, de su sueño, se alimenta de sus realidades y nos entrega su pluma empapada en la tinta que deja plasmada su victoria. Díle, si la ves, que estamos esperando sus andanzas. Si no la ves, no importa, llegará cargada de materia.

Respecto al texto, querida Carmen, tan vivo como de costumbre.Creo, no sé si el resto de "tertulianos" estarán con mi opinión, que vas subiendo como la espuma.

¡Sigue escribiendo así! y si necesitas un oído y/o una mano... ¡ya sabes!

Terly dijo...

La conozco, la vi, no estaba muerta, iba vestida de verde, le pregunté si estaba muerta, que cuando vendría a visitarme y me respondió que ella no hace visitas, que a ella hay que ganarla, que el muerto era yo. Desapareció dejando una estela de color verde inmensamente larga.
Un beso.

doble visión dijo...

CArmen... estoy seguro que había llegado de las estrellas por eso no la has matado...

Siento tener que decirte esto... pero ella con sus ojos invadidos de sueños y sus manos aladas volverá con el corazón rehecho a unirse a ti, a prestarte sus ojos y sus alas como tantas otras veces cuando las promesas incumplidas, las lágrimas y los fracasos eran un horizonte imprevisible...

Que suerte que me dio tiempo a conocerla, porque estoy seguro que la reconocería entre millones...

marcelo

carmen jiménez dijo...

Fernando: Conocerte fue un honor. Espero que los Jiménez sobrevivan aunque sea con otro apellido. Igual mi sangre corre por sus venas.
Un abrazo fuerte.

Flaca: Debe ser que el otoño igual que la primavera se prestan a esas limpiezas en profundidad... Gracias por ver siempre el lado bueno de mis escritos.
Un beso grande.

Galeón: Como los barcos de vela, a veces dejarse llevar es la única manera de llegar a puerto. ¡Es tan dulce esa sensación de volar! Tan dulce que casi parece un pecado. Aysss! Es que cuanto más alto vuelas más grande es la caída, y yo de valiente tengo lo justo, no creas. Así que no me dejes de esperar en el cantil.
Un besazo.

Jesús amigo: Tener amigos como tú, levanta la moral. "...Se alimenta de sus realidades y nos entrega su pluma empapada en la tinta que deja plasmada su victoria". O sus derrotas, que todo hay en la vida.
Gracias por tu ánimo. Luego se lo cuento al poeta pijo.
Un besazo.

Terly: Es un gusto leerte. Has conseguido que hasta yo pueda ver su estela de color verde. Gracias por tu mirada.
Un abrazo.

Marcelo: Quisiera contagiarme de tu fe, pero cuando has traspasado el horizonte, ya nunca vuelve a ser el mismo. Es descubrir que todo lo imprevisible es ya previsible.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.

Galeón dijo...

Lo siento me creas adicción.

Te esperaré.

"Vive sin miedo la vida,
sin jarcias de amarres,
como la hoja caida,
donde te lleva el aire"

(esta canción no la conoces, es la que ha seguido a tu nana, no quiero dartelo todo, contigo tengo que guardarme algún recurso, pero la coplita venía como anillo al dedo a tu contestación)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Juanjo Almeda dijo...

Hola Carmen:
Haría de falso testigo si te acusaran de asesinato, y decir, que tu no has sido. Aunque aún, tengas ya seca, la fría sangre en tus manos.
Me gusta bastante como escribes, Carmen, besos, cuídate.

Terly dijo...

.
Comunicado a todos mis contactos:

COMUNICADO GRUPO POÉTICO "ZEROART"

http://extremeoencatalua.blogspot.com/

Luis dijo...

Me quedé pensando en aquello de la defensa propia, supongo entonces que es legitimo en ocasiones matar algunos recuerdos, algunas emociones o ciertas ternuras en pro de que no nos hagan daño.
Un abrazo.

Juanma dijo...

Impresionante. Casi que se cae uno por el mismo precipicio leyendo el texto. Perfectamente estructurado y, como siempre, pleno de aciertos, sugerencias, conclusiones y preguntas que cuestionan esas conclusiones.

En fin, que me ha gustado mucho.

Besos.

Camarandante dijo...

"¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas,
las sombras creadas por nuestra maldad!
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que así se nos van! "

ALFONSINA

SUSANA dijo...

De vez en tanto, toca matar "a sangre fría" alguno de nuestros fantasmas. Sobre todo cuando es él o nosotros, y no hay elección posible.

Siento que te desgarrás una vez màs para escribir estas letras. La metáfora es posterior al sentimiento, y se vuelve más acertada cuanto más sincera es la búsqueda.

Muy buen Trabajo, Carmen!

Un besazo Querida Amiga!

campesina dijo...

Querida Media Luna, qué linda está tu casa. Y qué forma de mostrarnos el abismo, la caída al precipicio. Lo hermoso es que nos sigues dando razón de ti, que tienes paradero conocido, que eres humana y que también eres media luna, etérea amiga de las estrellas.

besos cariñosos, con el corazón en el sur mapuche

carmen jiménez dijo...

Galeón: Eso no vale. ¡Quiero conocer tu canción, YA! Así que vete preparando porque cualquier día empiezan a caer las hojas de los árboles y a volar con el viento.
Besos.

Juanjo: Admiro tu honestidad. Así pues, gracias por decirme que te gusta como escribo. He de creerlo,jeje. Es un placer compartir miradas contigo.
Un beso.

Terly: Tomo nota, ya sabes cuánto me gustaría asistir a ese grupo de ZEROART y escucharos recitar en vivo y en directo.
Un abrazo.

Luis: Me alegra que mi texto pueda evocarte de nuevo un pensamiento, muy lícito por cierto.
Un abrazo.

Juanma: Tú sí que me impresionas. Gracias por seguir leyéndome y comentando. Sobre todo, gracias porque conozco de sobra tu amor por la palabra ligada al pensamiento, al sueño...
Un beso

Camarandante: ¡Ay, Alsonsina...! Gracias por regalarme estos versos. Tengo pendiente tantas bellas imágenes por observar...! Dame tiempo.
Un abrazo.

Susana: Buena reflexión la tuya. Muy buena. Así es el desgarro.
Un abrazo querida compañera y amiga.

Campesina: Ese sur mapuche que se ha colado en mi corazón, agradece desde este otro sur europeo tu presencia en este paradero, en este abismo que se abre entre la tierra y las estrellas.
Un beso grande.

Marisa Peña dijo...

Mi querida carmen...cuántas cosas he sentido al leer tu texto:el vértigo, esa lluvia cayendo y mojando tu espacio, y ese deseo de hacer que desaparezca lo que no podemos soportar de nosotros mismos. precioso, profundo, muy humano...como tú.

Arwen dijo...

Impresionante...no se puede decir mas besitos y gracias por compartirnos tu bello arte

Arwen dijo...

Impresionante...no se puede decir mas besitos y gracias por compartirnos tu bello arte