Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 3 de octubre de 2010

"Le mot juste" Tocar...

“Le mot juste”. Fue Flaubert quien sentenció que los sinónimos no existen… Y yo estoy de acuerdo. Cada palabra tiene su propio matiz, su propio olor, su propio sabor....

Tocar…

Palpar, tantear, acariciar, abrazar, estrechar, estrujar, frotar, lamer, succionar, comer, absorber, chupar impregnar, humedecer, saborear, paladear, cercar, ceñirse, oler, exhalar, entrar…

Embelesar…

Embrujar, seducir, maravillar, asombrar, hipnotizar, deslumbrar, embriagar, extasiar…

Con los ojos, con los dedos, con las manos, con la boca, con la lengua, con los brazos, con las piernas…

Sentir…

Emocionarse, impresionarse, admirarse, conmoverse, percibirse, notarse, apreciarse, considerarse…

Con la piel, con la nariz, con lo que ves, con lo que no ves, con lo que imaginas, con lo que sabes, con lo que no sabes, con lo que sueñas, con el deseo, con la necesidad, con la sangre…

Palpitar…

Latir, dilatarse, contraerse, estremecerse, vivir, existir…

Convertir en fuego la escarcha derritiéndose el alma en las llamas…

Diluir…

Disolver el cuerpo en otro cuerpo. Entreverarlo sin distinguir los fragmentos hasta el grito de victoria por la victoria de haber derribado todas y cada una de las empalizadas alzadas, barricadas que se desploman después de haber tocado el cielo en una ínfima parte de lo que debe ser el tiempo sin tiempo, tal y como el agua cae desde un torrente hasta el remanso de un riachuelo.

20 comentarios:

campesina dijo...

Y este texto justo, exquisito. Justo para recordarnos que sólo vivimos cuando sentimos. Justo en esta tarde, acá, lejos de tu tierra y cerca de tus palabras.

"entreverarlo sin distinguir los fragmentos...", me encantó

un montón de abrazos

FLACA dijo...

Y después de esto ¡que venga Flaubert a decir que los sinónimos no existen!... Ese hombre no te conoció.
Aplausos.

Jesús Arroyo dijo...

Bueno, bueno, bueno... Esto si que es un verdadero "padrenuestro" del gozo de sentir.

Amiga mía, a algunos les puede parecer una burrada lo que te digo, ellos sabrán de su poca naturalidad... pero el texto parece nacido tras el delirio de un orgasmo.

Buscando esos sinónimos:
climax, culminación, exaltación, espasmo... ¡convulsión!

Un beso gordo.

Juanma dijo...

Dejando aparte la dulzura del texto, que es una maravilla, sí que vengo a coincidir con Flaubert: nunca me convencieron los sinónimos.

Un beso. Bueno, no: muchos besos. Sí, así mejor...

Juanma dijo...

¿A que un ósculo, o muchos, suena peor?

Galeón dijo...

Dificil aglutinarlo todo, si cabe, VIVIR, englobaría todos los significados, tan parecidos, pero cada uno con su matiz, no es repetitiva nuestra lengua, sino rica.

Tus palabras entran y nos dejan de todo menos indiferencia, expresan pasión contenida, elocuencia que se adentra en los sentidos, donde fluyen y cobran vida los deseos.

Describiendo trazos sobre este papel cargado de electricidad estática del que entrever tu caligrafía, se amontonan sin estorbarse los adjetivos y todo para percibir la suave caricia de tu dermis sobre este nuevo bolígrafo de diez dedos que tecleamos buscando asirnos al calor de una mano amiga.

Toma la mía, tienes licencia para guiarla sobre común cuaderno de bitácora.

Los besos van en cada palabra.

carmen jiménez dijo...

Campesina,Campanilla: Tus palabras sí que son esas palabras justas que llegan directas al corazón.
Gracias por ellas.
Un montón de besos.

Flaca: Me has sacado una enorme sonrisa. Seguro que para Flaubert es una suerte no haberme conocido, para mí una desgracia. Tendría mucho que aprender sobre la palabra justa.
Gracias por tus aplausos.
Un besazo.

Jesús: Seguro que lo que algunos no perdonarían es el "padrenuestro" del gozo. A mi en cambio me parece una hermosa palabra para definir este humilde texto tan natural como la vida misma. Sí señor. Tan natural como tú.
Un abrazote.

Juanma: Yo también coincido con Flaubert. Los sinónimos no existen. Cada palabra tiene sus propios matices. No sé muy bien cuáles son los matices de ósculo, pero hasta entonces me quedo con tus besos. Con todos.
Muchos ósculos o/y besos.

Galeón: Difícil responder a este comentario tuyo. Pones muy alta la barrera. Tu elocuencia descubre el verdadero sentido de cada palabra contenida en este "¿poema?" "¿texto?" Lo mismo da. A falta de la palabra justa, me quedo con todas las emociones que transmiten tus teclas. A falta de un abrazo, me quedo con tus besos en cada palabra.
Gracias por acompañarme en esta especie de bitácora sui-géneris.

LSz. dijo...

No sinónimo.s La palabra justa.

Jorge Torres Daudet dijo...

Pues sí, es un torrente, un desbordamiento de sentidos y sentimientos los que caen de tu alma a las nuestras y como la madre del río los recibe, así los recibo y los encauzo (a mis años no es tan dificil).
Besos, a lot.

carmen jiménez dijo...

Felipe: Creo que necesito de muchas más palabras para entender. Casi de tantas como para hacerme comprender.
Abrazo.

Jorge: Gracias por recibirlos. Espero verte el viernes.
Un abrazo.

El Santi dijo...

Estás tan llena de todo que da un poco de miedo. Mejor no decir nada. Imposible encontrar le mot juste para comentar esto. Cualquier palabra es gris después de tus colores.

Terly dijo...

Será por sinónimos en la lengua Castellana, querida Carmen. No creo que haya muchas que la igualen y no se si puede que haya alguna que la supere, es la belleza y la riqueza de nuestra lengua.
Un beso, querida amiga.

Noray dijo...

Simplemente exquisito. Se respira después de leerlo pura placidez.

Sí, quizás coincida con Flaubert en que la palabra correcta es la original, la primera que se piensa.


Un beso.

Rayuela dijo...

escribo una sola palabra: sensual.


besitos*

Elvira Daudet dijo...

Niña guapa:

Gracias por escribir una prosa tan precisa y sutil, gracias por dedicarme un poema frente a tantos poetas extraordinarios, gracias por ser y estar siempre a mi lado.

Espero verte en Libertad el próximo día 8.
Un beso Elvira

carmen jiménez dijo...

Santiago: Tu nombre es "le mot juste". No sabes cuánto color aportas a mis grises.
Un abrazo.

Terly: Pues yo no sabría decir...Para mi desgracia no conozco la riqueza de otras lenguas, pero sin duda, la mayor riqueza está en el corazón.
Un abrazo.

Noray: No sé si la primera es la que vale, pero es desde la que se parte.
Un abrazo.

Rayuela: Creo que Flauberte y tú tenéis mucho en común.
Mil besos*

Elvira: Gracias a ti por acercarme a tu poesía. De entre todos los grandes, tú no podías faltar.
Hasta el viernes.
Un beso grande.

Codorníu dijo...

Carmen, qué bien escrito.

Flauvert se sentiría encantado de haber dado pie a esta entrada tuya.

Sigues tejiendo entradas con la prosa poética de un corazón inmensamente tierno y otoñal.

Un beso, amiga.

carmen jiménez dijo...

Pepe: Gracias. Los corazones otoñales siempre disfrutan de un poco de primavera con amigos como tú.
Un abrazo.

Antonio dijo...

Exquisitos caminos a los sentimientos y emociones...
Besosss

carmen jiménez dijo...

Qué lujo Antonio, recuperar esta entrada con un comentario tuyo.
...Y ya han pasado dos años y son muchos los caminos...
Un abrazo maestro!