Gracias a todos por vuestra mirada.

viernes, 8 de octubre de 2010

De colores...

De azules que suben al cielo

y descienden a las profundidades
de oscuros océanos.

De amarillos soles
que se tornan ocres.

De rosas que no son del todo rosas
porque siempre preferí las blancas,
y entre bromas y entre risas
y entre el miedo siempre apuesto,
solía decir:
“Dejad las rosas rojas para cuando muera.”

De verdes infinitos que a penas se ven
entre el asfalto de mi vida cotidiana.
De verdes manzanas para ser mordidas
y devoradas, siempre con la duda
de si serán ellas quienes me devoran.

Del rojo pasión que se viste de noche
y palidece en el día.
Del blanco puro de la flor del azahar
prendida en el pecho de mujeres
inocentes o quizá sólo decentes.

De marrones que luchan para abrirse hueco
dignos del mejor ranking.

De sutiles lilas que al nombrarlas
huelen.
De albas morados y anaranjados atardeceres.

De los grises que tiñen todos los colores…

Del negro vestido de riguroso luto
que viste la muerte…

Epílogo

El pincel está sobre la paleta.
El lienzo en blanco se llenará
de las manos que lo pinta
tanto como de los ojos
que lo miran.


Original image: 'diluido'
http://www.flickr.com/photos/21943179@N06/2568104298
by: Nacho

26 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Me pido primer..

Carmen:

Dentro del poema hay otro poema, este

- De rosas que no son del todo rosas
porque siempre preferí las blancas,
y entre bromas y entre risas
y entre el miedo siempre apuesto,
solía decir:
“Dejad las rosas rojas para cuando muera." -

y no lo digo en sentido técnico (para eso hay que saber). Te lo digo en sentido de lo que ya hemos hablado en varias ocasiones. Ese impacto que a un lector le produce lo que lee, aunque sea diferente a lo que la poeta escribe.

Besitos.

Jesús Arroyo dijo...

Ah! y el epílogo de aplauso. Mira que te gustan los epílogos (escritos)

carmen jiménez dijo...

Pues mira, ya que estamos, te contesto la primera.
Creo que dentro de cada color hay un poema. El del que pinta y el del que mira. Porque en los ocres puede haber belleza, ternura, añoranzas...Pero también una enorme tristeza. Puede que el amarillo sol sea el amarillo de un sol de verano limpio, casi infantil que no cabe en una hoja de papel, o un solito tan solo que se queda en una esquina de la hoja. Puede que la muerte sea blanca. Tan inocente y tan decente como esa flor del azahar, y que la muerte abarque todos los colores de la vida. Puede incluso, en el mejor de los casos, que el epílogo coincida con las manos y los ojos.
Y bueno, que esto más que una respuesta parece un poema diferente...¡Hay tantas lecturas!
Un abrazo poeta.

Camarandante dijo...

Tus poemas siempre son pinceladas de colores.

Beso grande!

Marisa Peña dijo...

Pues yo siempre te he visto azul, no sólo por tu mirada, sino porque me transmites ese color...Mil besos de colores, amiga del alma

Laura Caro dijo...

Siempre me llamaron la atención los significados de los colores.
¿ Qué sentido les darán a cada uno los daltónicos?
Un abrazo.
Me gustó mucho lo que escribiste:
bello, bello.

Rayuela dijo...

y de la boca que desearía tanto color...y tantas manzanas...


besos*

Codorníu dijo...

Esta mañana o ayer (ya no sé) he visto por la tele a Alicia Alonso, la directora del Ballet Nacional de Cuba.

Al leer tu poema -precioso- he recordado una frase que dijo ella: "Las artes son los colores de la vida"

Qué bonito, ¿verdad?

Un beso, amiga.

campesina dijo...

este post es un caleidoscopio, y con lo de las rosas blancas recordé:
"Cultivo una rosa blanca/en julio como en enero/para el amigo sincero/que me da su mano franca. Y para el cruel que me arranca/el corazón con que vivo/cardo ni oruga cultivo/cultivo una rosa blanca"

es un poema de José Martí ¿no que es lindo?

carmen jiménez dijo...

Enrique: Trato con mis palabras alcanzar esos colores que no puedo alcanzar con la mirada.
Un gusto verte por aquí.

Marisa: Yo creo en el aura. Yo creo que fue justo ese color que escapa a la mirada lo que nos unió.
Un beso amiga del alma.

Laura: Como casi todo en la vida, hay grados. A veces un daltónico puede percibir matices imposibles para otros ojos. Pero no hay nada como poder ver los colores con los ojos del alma.
Un beso.

Rayuela: De esa boca...que seguro también puede percibir el sabor de los colores...
Besos mil*

Pepe: Qué bonito sí. Qué bonito el baile de los colores...
Un abrazo amigo.

Campesina: Me quedo con esa flor blanca cultivada en tu jardín.
Gracias por esos versos.
Un beso grande.

andal13 dijo...

¡Ah, qué disfrute este poema!

¡Y qué disfrute el lienzo en blanco y la paleta con todos los colores del mundo para volcar en aquél!

Camarandante dijo...

El gusto es mio.

FLACA dijo...

Me ha gustado esta forma impresionista de definir a la vida. Me voy pensando en esa combinación y mezcla de colores.
Tus escritos siempre me dejan pensando.

Fernando dijo...

tantas flores y en otoño!!!!besos

carmen jiménez dijo...

Andrea: No sabes cuánto me alegra poderte devolver un poco de color de todo cuanto nos ofreces.
Un beso.

Enrique: Sigo debiendo muchas miradas a tus imágenes.
Otro abrazo.

Flaca: Siempre me gustaron los impresionistas. Lástima no saber pintar con pinceles...
No creas, cuando leo lo que escribo yo también me quedo pensando...

Fernando: Precisamente el otoño se presta a una gama de colores increíble. Me acompañan todos.
Un abrazote.

Antonio H. Martín dijo...

Hola, Carmen.
Casi extasiado me dejas con tus colores.

"Del rojo pasión que se viste de noche y palidece en el día"...

Este verso me toca muy adentro.

Un abrazo, amiga.

Julio Castelló dijo...

La poesía siempre es el otro (no lo digo yo, lo dice, y mucho mejor, don Gustavo Adolfo). Un saludo.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Carmen:

El azul es el mío. También, como mi amiga Laura, me pregunto cómo harán los que no pueden percibir la pureza de los colores. Bueno, creo que nada. Sufriríamos los que, conociéndolos, perdiéramos esta definición, como ver y después no ver.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

carmen jiménez dijo...

Antonio: La noche siempre tiene un color especial.
Un abrazo.

Julio: Es un honor tenerte por aquí. Don Gustavo Adolofo sí que sabía de poesía.
Un beso.

Frank: Lo primero bienvendo. Supongo que cuando nos falta uno de los sentidos, siempre hay otros que vienen a suplirlos. Eso quiero pensar.
Un saludo tico.

Jose Zúñiga dijo...

Aunque tarde me sumo al festejo. Quiero pintar el lienzo mientras leo. Y poner un poco de color a la paleta de esta noche turbia.
Bs

Jorge Torres Daudet dijo...

Paleta y pincel de artista que da a los colores, con palabras, nuevos tonos.
Besos.

Galeón dijo...

“Perdonamé”, por llegar tarde, como a ti te gusta, con el acento al final, suplicándolo, no me importa, no me siento menos hombre por ello. No es mi intención abandonar este cascarón que me construiste, aunque se descascarille y empiece a hacer aguas, me hundiré con él como buen capitán, me considero afortunado porque desde la modestia más absoluta sé que soy parte de la paleta en la que mojas tu pincel.

Quizá la suerte me haya traído hasta el final de la lista, y me consuela pensar que los últimos serán los primeros, no sé si te inspiró la imagen pero abundan los amarillos y azules, el primero alegre, saltón y brillante como pocos, para personas sin miedo a los arquetipos, el segundo, armónico, fresco, vivo, símbolo de la libertad para una paloma de plumas doradas que de vez en cuando creo que se posa en mi mano y que sigue absorbiéndome como las flores a la luz, tu fotosíntesis particular, que hace que nos dejamos vencer hacia ti como la flor de la maceta hacia la ventana, apenas somos aquí tu pequeño ejercito de insectos pululando alrededor para extraer tu polen y fecundar la palabra.

Zzz….zzzz....

don vito dijo...

Hola,bello blogg, preciosas entradas, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen domingo,besos.

carmen jiménez dijo...

José: Pues aunque tarde también, agradezco tu pincelada de color.
Un beso.

Jorge: Tú sí que llevas el arte en la sangre.
Gracias por animarme siempre.
Un beso.

Galeón: Tú sí que me dejas vencida con todas esas bellas imágenes de palomas doradas, símbolo de libertades.
Ya sabes que estás perdonado desde antes mi capitán.
Besos y felicitaciones por tu concierto.

Don Vito: Sé bienvenido. Será un placer visitarte.
Un saludo.

wastedcherry dijo...

En esta mirada íntima recuerdo ese "Yo no estoy muerto. Arranca un azul de mi tumba y tiéndete a mirarlo junto al mar".
Qué bueno que el color siempre salte de la paleta hacia nuesta pasión. Te dejo, por el momento, porque me has metido las ganas de pintar.

TERTULIANA dijo...

http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/

Noticias