Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 27 de febrero de 2011

Luna nueva

Una noche más de luna llena vacía, donde espero que los lobos se conviertan en hombres y los sapos vuelvan a sus charcas sin disfraces. Donde el lodo sea camino de asfalto para poder andar los caminos. Donde el silencio de ciudades fantasmas se llenen de risas, de niños.

Una noche más donde espero que la conciencia se convierta en ciencia, las pistolas en letras, los puños en caricias, el poder del dinero en el poder de las almas heridas, que reclaman al unísono su lugar en el mundo. Las fronteras en líneas invisibles e indivisibles.

Una noche en el que la luna reúna bajo el mismo cielo, a todos cuantos hablan la misma lengua de un corazón herido, y al grito de “Basta ya” consigan que la luna llena deje de vaciar sobre sus cabezas, las miserias de esos otros corazones de piedra, bañados en tuberías de oro que dejan sus bocas secas y sus cuerpos acartonados comidos por las moscas.

¡Qué bonita sería entonces la luna!

18 comentarios:

Camarandante dijo...

La luna sabe que bajo sus pies, muchos hablan la misma lengua. El problema es cómo encontrarse..

Me encantó tu póst..

Besos

carmen jiménez dijo...

Enrique:
¡Qué bonita mirada esa tuya!
A mi me encantó tu coment...
Por cierto, que tengo pendiente tu galería.
Desde aquí la recomiendo.
Besos.

El Santi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Santi dijo...

La luna seguirá iluminando lobos y corderos, sapos hipócritas y ranas doloridas y los corazones heridos no encontrarán un lenguaje común y la luna seguirá allá arriba con la plateada y helada indiferencia de sus ciclos.
Quizá cuando nos dejemos de mirar la cara de la luna y nos miremos las nuestras a la luz del sol, quizá, y sólo quizá, algo cambie un poco.
Aunque al sol tampoco parece importarle mucho.

Lembranza dijo...

Que bonito seria todo Carmen y que fácil querer. Pero esto es lo que hay y, hay que vivir y ver la luna brillar a pesar de todos los lobos y sapos. Un besazo

carmen jiménez dijo...

Santi: Pues tienes toda la razón. La esperanza es una falacia (he buscado concienzudamente el significado de "falacia", no fuera a ser que el uso resultara tan sólo poético en la rima)
Quizá el sol pueda algún día arrojar la luz suficiente como para ver reflejada nuestra conciencia, sin lunas ni adornos, ni escondites de palabra superfluas que ya no significan nada por el mal uso que tantas veces hacemos de ellas.
Pero descubrir tu cara ha sido genial.
Un abrazo y gracias por este comentario tan contundente como realista.

Lembranza: Es que no puedo acostumbrarme a tragarme los sapos...
A mi me gustaría verlos saltar en sus charcas, en ese hábitat natural que les corresponde. Verlos en esa Galicia tuya...
Un beso y disfruta del verdor, y no dejes que la luna te engañe que es muy traicionera esa luna.
Nos vemos pronto.

La Solateras dijo...

La luna tiene fama de traicionera porque baña de belleza lo que no es tan bello, pero el disfraz se cae al amanecer.

Un hermoso poema en prosa, Carmen.

Besazos

SUSANA dijo...

La luna sigue enviando su mensaje de Amor a todas las generaciones. Quizás y en honor a Ella, sería bueno no dejar de soñar jamás un mundo distinto.
Ternurísimo post Querida Carmen!
Besitos guapa!

Luisa Arellano dijo...

Estaría bien, pero yo estoy a punto de tirar la toalla y dejarme llevar por la deseperanza... demasiado poder de los acartonados para que los infelices seamos capaces de dar la vuelta a tanto abuso y miseria.

Me gusta mucho lo que dices y me da fuerza para seguir creyendo en la humanidad.

Un beso.

Carlos dijo...

Bueno, nunca hay que dejar de esperar, ya ves, la luna sigue saliendo porque mantiene firme la esperanza, de que los deseos que tu has enunciado, puedan algún día volverse realidad.

Beso de luna.

Rosa dijo...

Difícil conseguir que los lobos se conviertan en hombres o que los sapos se quiten los disfraces, pero aún mucho más que la luna tenga el mismo cielo para reunir a todos los que hablen la misma lengua... No por la luna, no, sino porque parece que los hombres no están dispuestos a reconocer una sola lengua para buscar la igualdad de derechos.

Me ha encantado Carmen tanto lo que dices cómo la poesía que intenta ocultarse con apariencia de prosa.

UN abrazo enorme

Manuel dijo...

Querida Carmen: La luz de la luna se derrama, sí, sobre nuestras cabezas, a veces como furia de tormenta.

Es cierto, como dice Ana, que la luna es mentirosa (ya sabes, cuando "Crece" pinta una "D"... y otras cosas).

Pero hay que entenderla, a ella como al mundo que nos rodea. Me dejo bañar por esa lluvia de miserias, y de bocas secas, y de cuerpos acartonados... La lluvia cae sobre mí y me traspasa sin dolor.

Al final, queda el conocimiento, pero no el peso.

Gracias por esta preciosa entrada. Te guardo un beso que te daré el Jueves.

Galeón dijo...

Tú me reclutaste, rendí mis pendones y me confieso mercenario de este blog, donde cada uno se compra y se vende al mejor postor según los sentimientos que tus entradas provocan. Yo a su vez me convierto en amanuense, para copiar y transcribir tus palabras a mi entender, y siento que las desnudas bajo la luz de esa luna, que a todos nos conmueve y nos permite adivinar poco más que los rasgos y acariciar luces y sombras, manejándonos con sus hilos que a veces pueden llegar a transformarse en cadenas, pero nunca es indiferente, porque ya sabes que la luna tiene alma de mujer, y siendo siempre optimista pienso que quizás sea una noche menos, por eso no se puede parar, mientras exista vida hay que seguir enfrentándola día a día, cuando en el banco del alfarero se coloca una buena arcilla y éste no se esfuerza en trabajarla con mimo, no es de extrañar que el ánfora salga con defectos, pero nada impide convertirla en barro y volver a moldearla.

carmen jiménez dijo...

Ana: Gracias por tu mirada. Gracias por tus palabras.
Un beso sin disfraz.

Susana: Me gusta ese honor que la concedes.
Es un honor tenerte cerca.
Un beso

Luisa: Si al menos estas letras han servido para infundir un poco de fe en la humanidad me doy por satisfecha. Alguien dijo que preferiría dejarse engañar mil veces antes que perder la fe en la Humanidad.
Un abrazo

Carlos: Quisiera pensar que cada luna es una oportunidad. Ojalá.
Un abrazo y gracias por esta visita.

Rosa: Pues si persisten en su farsa, al menos, vayamos arrancando con nuestras propias manos, a jirones, o como sea, esos disfraces que no son precisamente de carnaval.
Un beso preciosa.
Nos vemos ya mismo.

Manuel: Dicen que la comprensión se adquiere a través del conocimiento. Creo que esa es la única vía que puede mitigar tanto dolor.
Un abrazo fuerte paisano.

Galeón: No dejemos pues, de amasar ilusiones para que el nuevo ánfora luzca un poco mejor cada luna.
Es un placer encontrarte siempre aquí y allá.
Un abrazo bien apretadito.

ROCIO dijo...

Dificil que desaparezcan lobos y sapos y que todo se ilumine bonito, pero desde que empecer a creer en mi principalmente se me tranquilizo un poco la vida.

Deberías recopilar tantos buenos escritos, que tanto ayudan en un libro, yo ya me apunto a él.

Besossssssssssss cercanos.

Rayuela dijo...

una noche en que los lobos se enamoren de la luna...

(no recuerdo la fecha exacta, y como estoy muy poco conectada por estos días, arriesgo un saludo de cumpleaños)

mil besos*

carmen jiménez dijo...

Rocío: Gracias por tu aportación y gracias por esas palabras de ánimo para lanzarme a la siempre aventura de ver impresa la letra. Es un proyecto en ciernes...
Te mando un beso muy grande

Rayuela: Déjame que yo también arriesgue sobre seguro, porque los piscis y las lunas vamos siempre de la mano.
Felicidades a ti también. Y gracias por arriesgar.
Yo también ando bastante desconectada.
Besos mil*

Codorníu dijo...

Vaya, veo que la luna sigue iluminando tus textos. Siempre es un lujo leerte. Por más reencarnaciones que tenga, no creo que halle mejor faro.

Un beso, amiga.
(Estoy bien. Un poco oxidado, tras el esfuerzo del centenario. Pero... volveré)