Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 6 de marzo de 2011

Libélula

Un día el presente será futuro, será pasado.


Quiero escribir desde ayer, o tal vez desde anteayer, o desde mañana, o desde pasado. Qué más da. Escribo desde el aire, desde el pensamiento inquieto como la mosca que no encuentra dónde acomodarse, como la libélula incapaz de plegar sus alas sobre su abdómen . Siempre buscando algo nuevo en lo que embarcarme, donde sentir la vida meciéndose, donde la realidad y los sueños coincidan, y por fin se encuentren. Escribo desde mis dedos ágiles. Todavía. Con la yema de esos dedos latiendo. Todavía. Escribo sin papel y sin lápiz. Hace tiempo que me acostumbré a escribir en una pantalla tan virgen como el papel. Escribo desde el ayer hasta el mañana. Invento. Porque nada es hoy lo que fue ayer, como el mañana no será como el mañana que inventé ayer.



25 comentarios:

Laura Caro dijo...

A veces, mejor inventar que ver; mejor cederle las alas a las palabras que escribirlas;mejor la inquietud en el aire que la lágrima en el verso...aunque sepamos que, inevitablemente, llegará.
Y las libélulas que sigan su curso
de haciendo de mensajeras.
Un abrazo enorme en el corazón.

carmen jiménez dijo...

Laura querida: Cierto, muy cierto. Que la libélula siga su vuelo, siga en el aire, siga en el verso.
Un beso amiga compañera.

Rochitas dijo...

me invité cuando invité a Santi... Y ya descubrí el por qué. Ud escribe desde y el deja que piense...
Sinastrías del cosmos, Carmen.

El Santi dijo...

CARMEN:

Es increíble, o no, que ocurran estos cruces en el aire, por encima de los océanos. Es como dice Rochitas. Casi estábamos escribiendo al mismo tiempo. Del aire, del tiempo y los recuerdos. Y a los dos nos palpitan las yemas todavía. Las yemas de los dedos dibujan en el aire y el aire se vuelve piel cuando uno quiere, y los trazos se borran con el tiempo pero allá adentro quedan cicatrices.
Rochitas nos debe la explicación del por qué.

La Solateras dijo...

Querida Carmen, a veces hay que perder la noción del tiempo, del ayer, del mañana; y del espacio, la realidad, los sueños. La vida, la muerte: todo es una mezcla a veces incomprensible, a veces dolorosa, pero quién sabe por qué hay alguna fuerza que nos agarra y nos obliga a seguir viviendo.

Besos

Galeón dijo...

Escribir para salirse del guión, que no son sino normas escritas, escribir para seguir teniendo argumentos, siempe se dijo que lo escrito, escrito queda, tendremos que plantearnosló con estos medios de comunicación actuales, cierto que tan vírgenes que nos dejan total libertad de acción, y cierto que tan inconsistentes que con una tecla llamada "supr" puedes mandar todo al carajo, quedar, quedar, en lo material no queda nada, solo lo vivido es lo que nos pertenece, y algunos ni eso... porque los hay de horchata en las venas y encefalograma plano. Escribir para establecer lo que es la justicia en base a normas, que quizá un día se conviertan en chiks y haya que implantarnosló obligatoriamente, a tenor del criterio de los araganes poderosos que viven de la plebe y que establecen quien cumple las leyes, sus leyes, y quien no, y a eso se permiten llamarle Justicia.
Ya sabes querida Carmen, que quiero que estos me tengan por un pobre tunante...

Y retomando el principio del párrafo anterior, y sobre todo en tu caso, escribir para que la libertad no tenga más traba que el límite de tus pensamientos.

Bien hallada en este aquelarre, vuela como la ceniza... tú sabes donde.

LSz. dijo...

Un texto fortísimo.

Uno escribe desde allá, pero efectivamente situado en no se sabe dónde porque estamos hechos para ver hacia adelante.

Un abrazo

carmen jiménez dijo...

Rochitas: Bienvenida. Me gustó descubrir tu espacio, lo visitaré. Respecto a las sinastrías del cosmos ojalá fueran compatibles. Por el momento así me siento con o sin alineaciones benefactoras.
Gracias por esta mirada tuya, aunque confieso al principio me inundó de preguntas.
Un saludo.

Santi: Pues así es, tal cual lo cuentas, pero mi preocupación es que me acusaran de plagio porque está claro que saldría perdiendo yo, jeje.
Fue un gusto saber que se puede coincidir atravesando las leyes físicas. No sé si cósmicas.
Un abrazo grande.

Ana: Yo creo que he perdido ya toda noción, pero como bien dices, hay una fuerza superior que nos agarra a la vida. En estos momentos no sé si me agarra por los pelos o por los pies, pero aquí estoy.
Gracias por estar conmigo.
Un beso.

Galeón: Te advierto que mis cenizas vuelan hace tiempo. ¿No te ha llegado el olor a humo, el olor a ese aquelarre?
Retomando tu último párrafo creo que la mayor libertad es sin duda la del pensamiento. Me atreveré a escribir un silogismo: Cuanto mayor es el conocimiento, mayor es el pensamiento. Cuanto mayor es el pensamiento, mayor es la libertad. Por tanto cuanto más conocimiento, más libertad. Bueno eso dando por ciertas las premisas, porque también hay quien dice que en la ignorancia está la felicidad. De ahí seguro saldría otro silogismo...
Es que tenía que estar a la altura, jeje.
Ya seguiremos un día de éstos.
Un beso grande.

Felipe: Los habemos que vamos siempre contracorriente. A veces incluso contra natura.
Gracias siempre por tu mirada.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Querida Carmen: me ha emocionado este paseo por el tiempo, por el espacio y por el alma.

Tan acostumbrados estamos a vivir dentro de un corsé que se nos tacha de locos cuando pedimos otras referencias para nuestra vida. Y yo, hoy (o ayer, o mañana), pido la misma que propones: que no exista más referencia que aquella que me mueve el corazón.

Gracias por este texto. Un beso grande.

Rosa dijo...

Carmen me gusta tu intemporalidad y ese único espacio que propones, porque nada hay si no somos capaces de sentirlo.

Qué bueno: “hace tiempo que me acostumbré a escribir en una pantalla tan virgen como el papel”… Me produce una sensación muy grata leerte esta noche. Gracias corazón por compartirlo.

Un abrazo intemporal, para que lo utilices en cualquier momento de la eternidad

Camarandante dijo...

escribes, mas allá del tiempo...

carmen jiménez dijo...

Manuel, Rosa: Gracias a vosotros por compartir este momento. ¿Acaso tenemos otro?
Dos besos enormes.

Enrique: El tiempo y el espacio...Dos grandes misterios.
Un abrazo grande.

José Manuel Beltrán López dijo...

Hola ciudadana prima,
Al igual que tú, bella libélula, yo también quería escribir aquí desde ayer, o tal vez desde anteayer, seguro que desde hace más tiempo pasado que anteayer pero, no sé por qué (que sí lo sé: trabajo, trabajo, trab...) hace que mis alas lleguen extasiadas una vez encontrado mi nido. Pero tú, por favor, encara esa maldita página en blanco retándola a quedar emborronada por unos signos que muchos de nosotros sabremos apreciar y disfrutar aún cuando estos sean escritos en el aire.

Un besazo enorme ciudadana.
http://ventanademarbella.blogspot.com
http://paradaconfonda.blogspot.com

Jesús Arroyo dijo...

No hay tiempo, porque todo el tiempo sobra.

Besitos, Carmen.

Navegante Del Alma dijo...

Y desde este hoy, que ayer era mañana, vengo a ver tus letras una vez más, y vuelvo a sentirme seducido.
Que siga el vuelo, siempre.
Besitos.

Elvira Daudet dijo...

Querida Carmen:

Quizá sea mejor no perder el tiempo obsesionándose con él, el invento más perverso del creador, y sobrevolarlo con decisión como tu libélula.
Un beso, guapa.
Elvira

Elvira Daudet dijo...

Querida Carmen:

Quizá sea mejor no perder el tiempo obsesionándose con él, el invento más perverso del creador, y sobrevolarlo con decisión como tu libélula.
Un beso, guapa.
Elvira

Rayuela dijo...

pero seremos...


besos, libélula*

Luisa Arellano dijo...

Aire puro, la escritura, Carmen. Yo lo haré con más o menos acierto, pero es una necesidad imperiosa.

Me gusta la fuerza de la sencillez con que lo dices.

Abrazo my grande.

Lembranza dijo...

Dejemos que las libélulas hagan su viaje y nosotros hagamos el nuestro.
Habrá que dejar de buscar escusas para quedarnos paradas, habrá que ir hacia adelante. Como decía una de mis profesoras" señoritas el tiempo es oro, a trabajar" Un besazo

Jorge Torres Daudet dijo...

Sigue escribiendo, sigue, y por que no, continua inventando el futuro, con benevolencia, a ver si te tiene en cuenta.
Abrazos.

carmen jiménez dijo...

José Manuel: Hoy es importante para crear futuro, para crear pasado. Gracias a los pasos que dimos ayer hemos llegado hasta aquí y me alegra encontrarte en mi camino, aunque sea éste un camino donde el espacio y el tiempo no siempre coincidan.
Gracias por compartir miradas.
Otro beso para ti y los tuyos (un poco míos también, aunque ellos no lo sepan)

Jesús: Ya nos habló Einstein de la relatividad del tiempo...Tan relativo que a unos les falta y a otros les sobra,jeje. En realidad casi todo es relativo y tendríamos que aprender, sobre todo yo, a relativizar la vida.
Nos vemos en la biblio.
Un abrazo compañero.

Navegante: Los tiempos se cruzan como los afluentes de un río hasta que coinciden en el mar.
Un saludo.

Elvira: Sí. Quizá lo mejor sea seguir sobrevolando el tiempo antes que él nos sobrevuele a nosotros.
Un abrazo siempre dulce.

Rayuela: Seremos y fuimos. No sé si por ese orden porque a veces el tiempo se superpone y pierdo la noción de sus futuros y sus pretéritos. De momento, somos.
Mil besos*

Luisa: Sin duda tus letras son tan acertadas como dulces de leer. Letras capaces de crear belleza donde se instala la mayor de las tristezas.
Gracias por tu mirada. Gracias por compartirla conmigo.
Un beso poeta.

Nunci amiga: Como la libélula no podemos plegar las alas una vez se han abierto. No podemos hacer otra cosa sino volar. Esperemos los vientos nos sean favorables.
Una velada preciosa la de anoche. Gracias por acompañarme en el vuelo.
Un besazo.

Querido Jorge: Me gusta la palabra "benevolencia". Puestos a inventar porqué no hacerlo con benevolencia. Para todo lo demás, ya están los otros dioses que pueblan el destino.
Te debo, me debo, muchas lecturas de tu poemario.
Gracias por seguir compartiendo mis miradas.
Dos besos.

Almejita Dorada dijo...

Hola Carmen, me presento en tu blog porque leí una cosa interesante en tu poema Libélula que es la siguiente, me parece que eres una persona muy romántica, casi como Almejita, yo me desprendí de la roca y comencé mi nuevo vuelo hacia nuevos horizontes y cómo mis alas son frágiles ahora estoy dejando que el viento me lleve donde quiera.

Rochitas dijo...

carmen y santi, hoy a casi un mes de mi comment me vengo a enterar que los dejé con cierto tipo de intringulis. ¿Me dejan releer? Cuando en lo sucesivo ocurra algo así venganme a buscarrrrr. Tengo tres domicilios! alguno les debe quedar más cómodo.
Los escucho y mientras relea.

Rochitas dijo...

relea=releo.