Gracias a todos por vuestra mirada.

sábado, 9 de abril de 2011

No quiero

No quiero vivir de las flores marchitas del recuerdo. No quiero más besos prestados en la soledad de la noche para redimir la soledad de las mañanas. No quiero caricias que no lleven mi nombre escrito en la yema de tus dedos, ni palabras de consuelo, ni llamadas programadas, ni vivir sin un “te quiero”. No quiero chocar con tu mirada extraviada, ni el esfuerzo de tus brazos en un abrazo. No quiero ser la duda instalada en tu memoria, ni ser la víctima ni el verdugo de tus sueños. No quiero ser la novia sin fecha de aniversario, ni la mujer que subyugue tus alas al cemento. No quiero ser una línea paralela que no se cruce en tu camino. No, no quiero.

39 comentarios:

Marisa Peña dijo...

Ni yo carmen , ni yo...
Me gusta mucho, mucho este texto, su cadencia, su profundidad, su rotundidad.
Un besazo,reina

Terly dijo...

Ni quieres, ni debes. La felicidad hay que buscarla, mueve ligeramente las flores de tu jardín y verás que tras ellas aparece una sonrisa... atraparla como a una mariposa... ¡es la felicidad!...

LSz. dijo...

Impresionante, Carmen!

FLACA dijo...

Yo tampoco quiero. Tu sensibilidad es siempre exquisita para decir algunos de los sentimientos que nos definen, Un fuerte abrazo.

El Santi dijo...

Nadie quiere...
De todos modos no es uno el que decide.
Nadie decide, ahí está lo terrible.
No saber quién decide que se afloje el abrazo.O se apriete sin ganas.

Rayuela dijo...

yo quiero seguir leyéndote.

besos*

Eusebio dijo...

Yo tampoco quiero dejar pasar esta oportunidad para felicitarte por esas bonitas palabras, Carmen.

Enhorabuena, querida amiga.

Besos.

Manuel dijo...

Hermosa/dolorosa composición, Carmen.

Inexorablemente, se desprende el derecho, el deber, de levantarse, de ponerse allí donde el sol caliente de verdad.

A veces el frío mata.

Quien elija vivir el anonimato se suicida. Ser la "novia sin fecha de aniversario" es ser como aquella de la copla "La otra", que a nada tiene derecho...

Muy intenso tu texto. Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

¡Hermosa!
Una de las que más me ha gustado.
"No quiero ser la duda instalada en tu memoria" es un perfecto escalofrío.
Besito.

Gordon Mason dijo...

Este "negativo" poema en prosa tiene grandes imágenes!

Arturo dijo...

Leí hace relativamente poco una frase que decía; Todo el mundo va a hacerte daño, solo hay que encontrar a la persona por la que merezca la pena sufrir...
La dijo el gran Bob Marley.

Hay días en los que todo es simplemente injusto, y nos merecemos más de lo que tenemos, hay días en los que nos apetece tener algo más de lo que tenemos y cuando lo conseguimos, nos parece poco... pero con el tiempo, echamos en falta eso que tanto nos disgustaba...

pero me sigue gustando tu actualización.

Lembranza dijo...

Ni yo tampoco Carmen. Nos merecemos mucho más y lo encontraremos, quizás no donde pensábamos, pero lo encontraremos. Un besazo, nos vemos mañana

La Solateras dijo...

Precioso y doloroso texto, Carmen.

Yo tampoco quiero que vivas de las flores marchitas del recuerdo.

Un beso enorme.

Rochitas dijo...

sin embargo solemos aceptar esas migajas...
muchas veces no querer no significa no aceptar.

carmen jiménez dijo...

Marisa: Siempre me animan tus comentarios profe. Sobre todo cuando encuentras en él la esencia de la poesía.
Gracias por estar, por ser mi amiga.
Un beso.

Terly: ...Es que a mi siempre me dio pena atrapar a las mariposas...
Gracias por esta bella mirada tuya.
Un abrazo.

Felipe: Contundente!
Me alegra tu lectura que ya sé yo que lees mucho.
Un abrazo.

Flaquita querida: ¡Qué alegría tu visita! ¡Hay tantas formas de recomenzar! Gracias a ti por tu sensibilidad cuando me lees. Estoy deseando tomarme un mate contigo.
Besos.

Santi: Tu mirada incisiva más allá de la mirada única. Gracias por compartirla conmigo.
Un abrazo grande maestro.

Rayuela: Y yo a ti y a Lila.
Mil besos*

Luego sigo respondiendo que ahora me voy pitando, pero gracias desde ya por vuestras miradas.

carmen jiménez dijo...

Bueno, pues volví, respondí y me dio error en el envío.
Ahí va de nuevo.

Eusebio: Bienvenido siempre. Gracias por tu mirada. Gracias por tus palabras.
¿Nos vemos en la presentación de "Contracaminante".
Un abrazo.

Manuel: Gracias por tu generosa aportación. Nunca me gustó el frío.
Un beso grande. ¿Te veré a ti también en esta nueva presentación de nuestro Jesusito?

Jesús: A ti seguro te veré, jeje. Gracias por seguir caminando a la orilla de mis palabras.
Un abrazo.

Gordon: Un placer verte por aquí. Me alegra que hayas podido ver más allá de las palabras. Yo diría "triste".
Un abrazo.

Arturo: Guauuu!! Si lo dice Bob Marley, poco debería yo añadir. Sin embargo creo que el amor es para disfrutarlo y no para padecerlo.
Hay un tiempo para todo, sí, y te aseguro que en ese tiempo y en los que han de venir no habrá sitio nunca para el olvido.
Gracias por dejarme ver tu mirada desde tan cerca.
Un besazo.

Nunci: ¿Qué más puedo decirte después de ese café tan sabroso? Todos merecemos ser felices.
Un beso amiga.

Ana: Gracias por acompañarme, por mirar, por ver...Gracias por tus palabras.
Un beso

Rochitas: Un gusto verte de nuevo. Dicen que dos negaciones son una afirmación, jeje. Ciertamente "no querer" no siempre significa "no aceptar". Ocurre a veces que nos conformamos, pero eso tampoco quiere decir que queramos o aceptemos. Siempre fui una inconformista.
Un abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Querida Carmen:

Hermoso, delicado y contundente texto. Me gusta que no te conformes, que te rebeles para no acabar convertida en sombra.
Has dado un paso importante al escribirlo, ahora toma impulso y hazlo realidad. Tienes la obligación de intentar ser feliz.
Un beso
Elvira

ROCIO dijo...

Es que nadie deberiamos consentir esa vida y esa rotundidad deberiamos llevarla a cabo sin duda.

Un besote.

Rocío

Galeón dijo...

Saber lo que no se quiere, es un principio... no traicionarte y mantener tus convicciones, hacer camino. Salirse de estereotipos, ser tu misma.

Yo hace tiempo que dejé de ir por el centro, mejor por los ribazos.

Chin... Chin....

Feliz Navidad.

carmen jiménez dijo...

Elvira querida: ...Aunque se muera en el intento, hay que intentarlo.
Gracias por tu mirada siempre delicada y contundente.
Un abrazo

Rocío: A veces se aprende lo que no se quiere cuando se ha tenido todo cuanto has querido.
Gracias por cruzar tu mirada.
Un beso.

Galeón, Galeón: Te veo optimista y feliz. Como decía Groucho: Tengo principios y si no le gustan, tengo más. ¿O era "los cambio por otros"?
Chin-chin.
A este paso nos darán las navidades.
Un besazo

SUSANA dijo...

“No quiero” es querernos…intensamente. Es renunciar a al “pequeño querer” ese sentimiento chiquito, indeciso y que apenas entibia, frazada siempre corta, angosta e incómoda. “No quiero” es apostar a la ilusión, a las flores nuevas, a los besos bajo la luz del sol. “No quiero” es decir ¡no me alcanza este querer!
“No quiero” es aullido de amante y la antesala de un punto final.
Besos Querida Carmen.

Codorníu dijo...

Uno no siempre hace lo que quiere -decía Pablo Milanés- pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere.

Este texto tuyo me lo ha traído a la mente. Me parece la última línea de defensa del ser.

Irrenunciable.

Un beso entrañable.

FLACA dijo...

¡Ojalá algún día llegue ese día!...Un fuerte abrazo y que tengas una linda semana de Turismo o Criolla o Santa, como le decimos aquí.Besos.

Carmen dijo...

Me da hasta un poco de vergúenza comentar nada ,con tantas cosas maravillosas que te pone todo el mundo.
me ha tocado el corazon y se me ha caido una lagrima.¿por qué será?
carmen.

Rosa dijo...

Querida Carmen. Cuánta fuerza al proclamar el derecho a seguir vivo... Lo que dices se clava fuertemente en el estómago. Que buen texto corazón, todo él.

Un abrazo inmenso y mi cariño

Anna Calero dijo...

Solo falta conocerte para entender este texto, y su fuerza, y su claridad. Entender que eres un universo entero e igual de infinito.

y universo infinito es a amor intenso, como a personalidad entera, sin escisiones.

mil besos de los míos, de corasong

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Querida Carmen: Aunque no suelo comentar, ya sabes que paso por aquí y leo y admiro.
Estupendo ese No quiero. Qué importante es saber decir NO. Enhorabuena.
De lo de Zuñi, qué te voy a decir.
Un beso, amiga. Se te quiere y lee

Daniel G. dijo...

¡GUAU!

Daniel G. dijo...

¡GUAU!

Daniel G. dijo...

¡GUAU!

Pilar dijo...

Carmen, no sabes como comparto ahora este "No quiero"... pero a veces es tan dificil poner fin a algo...

Un besazo

carmen jiménez dijo...

Lo primero daros las gracias por ir dejando vuestras miradas. Como muchos, o como algunos, una se ausenta por estos días...

Susana: ¡Cuánta intensidad en tu mirada! Uniendo el final con el principio, te diré que un punto y final siempre es la antesala de un comienzo. Renovado.
Un beso amiga oceánica.

Pepe: Quiero pensar que si ya no hay más líneas de defensa, entonces lo que se extiende más allá, debe ser el paraíso. No me cabe pensar otra cosa. Así de rosa veo yo el mundo. A veces. Pero sea como sea, y como decía Pablo Milanés, uno no hace siempre lo que quiere, y por tanto es irrenunciable por imposible.
Un abrazo.

Flaca: Gracias por esos deseos tuyos. Ojalá. De momento hoy acaban mis vacaciones criollas o santas, o sencillamente días diferentes. Ya lo decía la mamá de Forest, "la vida es como uno caja de bombones, nunca sabes cuál te va a tocar".
Es una alegría encontrarte. Como tú, renovarse es a veces casi un imperativo difícil de elegir.
Te visito y me tomo un mate contigo.
Un beso.

Carmen: Será porque tú eres así de sensible, ya me lo contarás despacito. Ha sido una sorpresa muy grata encontrarte en este espacio y encontrar tu mirada.
Gracias por compartirla.
Un besazo.
Nos vemos.

Rosa: Me alegra que la intensidad del poema haya llegado a tu estómago. Para mi es importante transmitir y conseguir que otra persona pueda sentir algo aún sin que le esté ocurriendo. Ahí creo que radica la labor del poeta, y del lector. Escribimos para el papel y descubrimos que existen otras personas que pueden sentir...
Ya no me enrollo más.
Gracias por ese abrazo.
Un beso.

carmen jiménez dijo...

Ana: Me has toca´o el corasong. Supongo que existen universos paralelos y que en otra vida debimos conocernos, porque a veces basta una mirada para hacerse cómplice.
Un beso de corazong también.

Enrique: Me alegra saber que vienes por aquí. Y me alegra que este texto te haya llegado de alguna manera. Seguro nos encontramos y brindamos por el Zuñi!
Un abrazo. Otro a Soledad.

Daniel: No sé si tomarme ese ¡GUAU! Como único o multiplicado por tres. Como soy humilde, el primer “GUAU”, me llenó de entusiasmo. Gracias por tu mirada.
Un abrazo.

Pilar: Es que no hay nada como estarlo sintiendo para comprender lo difícil que es decir NO.
Un beso fuerte.

Jorge Torres Daudet dijo...

Bellas todas esas imágenes tan reales; me ha gustado especialmente "No quiero chocar con tu mirada extraviada..."
Es una declaración de lo que no debe ser el amor, mejor, de lo que no es amor.
Un beso muy fuerte.

La Solateras dijo...

Tenéis noticias en el blog del Encuento. Por favor, entrad y decidme si os apunto a la visita guiada.

Un abrazo.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Yo tampoco, Carmen.
Algunos "no quiero... producen escalofrío. Me encanta este texto, su fuerza, su belleza y profundidad.

Besos

Ana

Elvira Daudet dijo...

Querida amiga:

Precioso texto, Carmen, escrito desde las entrañas con la contundencia de la verdad.Ojalá no aparezcan más las dudas.

¿Te veré el 1 de junio en el Ateneo? El mismo libro pero distinto escenario, presentadores y poemas.
Besos, cielo.
Elvira

juan pascualero dijo...

Solamente para variar, ¿has considerado la variante "pedagógica"? Pienso que un buen sacudón puede hacer maravillas (hasta juntar paralelas). A veces la mirada extraviada demuestra ignorancia. Un beso y perdoname.

carmen jiménez dijo...

No puedo creer que hayan pasado dos meses, pero igual os he llevado en mi corazón todo este tiempo:

Jorge: Sólo el que sabe lo que es amor puede comprender el dolor de lo que no es.
Gracias por tu sensibilidad.
Un beso. Dos.

Ana: Me alegra encontrarme con tu mirada después de haberla visto brillar en Granada.
Un placer.

Elvira: Qué contundente esa contundencia ¿verdad? Tanto que es capaz de aplastarnos bajo su fuerza demoledora.
Yo creo que las dudas siempre siempre me acompañarán.
Un cálido abrazo.

Juan: ¡Qué honor! Siempre son bienvenidas las variantes aunque no sé que valor asignarle a ésta, porque la ecuación tiene como resultado cero elevado a infinito. Y es que lo mío nunca fueron las matemáticas.
Gracias por tu mirada. Es un placer haberla cruzado contigo.