Gracias a todos por vuestra mirada.

jueves, 7 de abril de 2011

Atrapador de corazones

Hasta hoy no he reunido fuerzas.
¡Va por ti compañero!


Querido Zuñi:

Todavía me cuesta pensar que mañana no veremos tus ojos adentrarse por la sala Libertad y llenarla de música y poesía. Mientras tú presentabas tu último libro “Ya veo la bala en mi cabeza”, yo escuchaba “Besos y gatos”, y leía en Granada ese “Casisoneto casialegre” capaz de contagiar tu entusiasmo por la vida contra viento y marea, y sentirme así un poco más cerca. Nunca he sabido decir adiós a los amigos, quizá porque los amigos habitan por siempre en el corazón y no se van nunca. Estaba escribiéndote este poema cuando sonó el teléfono. No lo revisé. A mano, en un papel, lo garabateé y se lo di a Lidón para que lo guardara por ti. Seguiré descubriendo en tus versos al gran poeta, pero sobre todo, a la gran persona que vive en ellos y que no morirá nunca. Hasta siempre amigo.

Atrapador de corazones

Nada escapa a su mirada inquieta.

Sus ojos negros y profundos guardan la sorpresa


del niño que mira su mano por vez primera.




Tiene la mirada de los grandes poetas


sobrevolando sobre sus lentes


el espacio que separa el cielo de la tierra.




Sus poemas tienen voz de hombre


y cuando canta,


acuna las penas,


despierta corazones,


muerde conciencias.




Parece que juega con sus ojos


a mirarlo todo,


a desentrañarlo todo,


a atraparlo todo…


Y te atrapa. Te atrapa por siempre.






14 comentarios:

Galeón dijo...

Enmotivo homenaje poetico en el que tus palabras aterrizan a nuestro lado lentamente, como motas de polvo sobre la mesa, se agrupan, se arremolinan y finalmente dan significado a tu querida elegía, para que podamos mirarlas, sentirlas, sufrirlas y convertirlas en timidas esperanzas que no se atreven a levantarse en un futuro cargado de recuerdos, como hojas que se tambalean hasta alcanzar el suelo y que proceden de ese árbol de las palabras que tan bien cultivas.

Leerte es dejarse llevar por esa quietud cercana al encantamiento: eres aditiva.

Las tristezas y las ausencias son instransferibles y personales, aunque si se comparten se llevan mejor, por eso respondo a la luz de tu bengala como buen marino.

Puedo... un beso.

Paloma Corrales dijo...

Carmen, es precioso.

Un abrazo largo y emocionado.

SUSANA dijo...

Comparto, nunca he sabido decir adiós a los amigos, tan convencida como Vos de que ellos se quedan a vivir por siempre en nuestro corazón. Imagino que fue muy difícil escribir estas letras, pero creeme Carmen, así como nos llegan a nosotros, también el “Atrapador de corazones” voló a ese más allá, donde los Poetas se alimentan, y adonde van a descansar, luego de terminado su trabajo en este lugar.
Mi Abrazo Amiga.

Lembranza dijo...

Un emotivo homenaje Carmen, no le vamos a decir adiós, él siempre estará con todos, en cada verso, en cada nota de una guitarra, en una canción.... porque él era mucho más que un poeta, era un amigo.
Sé lo mal que lo estas pasando por eso te mando muchísimo animo. Un abrazo

Marisa Peña dijo...

Carmen, nunca le diremos adiós, porque va con nosotros, le llevamos en nuestra memoria y en nuestro corazón. te quiero comp'añera del alma y él sabía cuánto, cuánto le apreciabamos, le admirábamos, le extramos...

Noray dijo...

Un fuerte abrazo.

Mayde Molina dijo...

Qué hermosura, Carmen.
Realmente ha sido tal como lo escribes; un cielo de hombre, un gran poeta, un verdadero atrapador de corazones, por eso mismo siempre estará, justo ahí, en los nuestros.

Mil besos, linda

Juanma dijo...

Vaya....muchos besos para ti y muchos para Zuñi (seguro que le llegan)

La Solateras dijo...

Precioso homenaje, Carmen. Me has vuelto a encoger el corazón.

Zuñi siempre estará entre nosotros y me va a costar volver a Libertad.

Un beso

carmen jiménez dijo...

Galeón: Gracias por estar siempre alerta y divisar mi bengala. Eres un gran marinero.
Un beso sin permiso.

Paloma: Recibo ese abrazo igualmente emocionada.
Gracias.

Susana: Agradezco hoy especialmente tus palabras y tu abrazo.
Otro abrazo para ti.

Nunci: Tú siempre ahí. Gracias amiga.

Marisa: Memoria y corzón siempre de la mano.
Un beso enorme.

Noray: Otro abrazo para ti. La poesía nunca muere.
Un beso

Mayde: Pues sí. Así era él, entusiasta hasta el final. ¡Qué gran espejo en el que mirarse!
Un beso preciosa.

Juanma: Seguro que sí. A mi me llegaron todos.
Gracias compañero de letras.

Ana: Es difícil esta a la altura de tan grandes poetas como tú y Zuñi, pero ahí quedan mis humildes versos en los que pongo todo mi corazón.
Será difícil sí, entrar en la sala y no chocar con sus ojos, pero será precisamente ahí, donde el cielo y la tierra se juntan con más fuerza.
Un abrazo grande.

Terly dijo...

¡Qué bien describes en tu poema esa murada, entre infantil y picarona, que le adornaba!...
Yo, querida amiga, le he visto volar para buscar esa libertad absoluta que tanto amaba. En el próximo y definitivo Encuentro que tengamos con él, seguirá deleitándonos con sus poemas, sus canciones y con una mirada más infantil aún, si es que cabe.
Un beso.

Laura Caro dijo...

Sigo leyendo y releyendo los poemas y los escritos de los amigos a Zúñiga. Debo confesar que éste me ha emocionado especialmente, Carmen.
Creo que lo que hace tan difícil asumir su ausencia es la enorme vitalidad que tenía, el buen humor, el saber disfrutar de los momentos, las ganas de vivir...
Sigue con nosotros para siempre en el corazón. Y de allí nadie ni nada puede arrebatárnoslo.
Te abrazo muy fuerte,amiga.

Anna Rossell dijo...

Gracias, Carmen, por acercarnos más al poeta, al amigo. Lo recuerdo delante del micrófono, en Alcalá, con su guitarra y su sencillez, su fino y buen humor, casi tímido, como queriendo esconder lo inescondible, lo que rezumaba su persona, su desbordante humanidad.

Gracias

Ana Villalobos Carballo dijo...

Emociona profundamente, Carmen, es un poema muy emotivo, un precioso homenaje. Te acompaño en tu tristeza.

Un beso grande que te llegue al corazón

Ana