Gracias a todos por vuestra mirada.

jueves, 5 de julio de 2012

El olvido


He andado el camino que lleva al olvido.
He caminado por sus guijarros descalza
y soportado sus largos inviernos sin abrigo.

Es un camino de espinas sin rosas,
sin aromas en el aire,
sin orillas y sin metas.

Es un camino lleno de sombras peregrinas
solitario y oscuro, sordo, mudo.
Todo lo cotidiano es insólito,
tragar saliva, mover un pie detrás de otro.

Cuesta muchos pasos
olvidar los días de destierro
que fueron enterrando
todo cuanto fui, cuanto puede haber sido.

Enterrar las lunas llenas
y los amaneceres más oscuros.
Enterrar todas las mentiras
y todas las verdades.

Cuesta devolverle la sonrisa
al rostro, y perdonar al olvido
de todos sus recuerdos.

9 comentarios:

Ana Villalobos Carballo dijo...

Magnífico cierre del poema, Carmen, me ha encantado.
Hermosos versos para describir todo el dolor que encierra el olvido. Lo leo, lo releo y me pregunto qué será más doloroso olvidar o ser olvidado.

Besos

Ana

Galeón dijo...

Ojalá se te olvide todo lo que tienes que olvidar.

Fina Tizón dijo...

Cuántas veces la memoria pierde por el camino los recuerdos, mientras va dejando sombras negras a su paso, las sombras del olvido.

Un poema triste y profundo, Carmen, un poema bello que merece ser leído más de una vez.

Un beso

FINA

Jesús Arroyo dijo...

Me gusta, Carmen, la poesía que camina en única dirección, AL FRENTE. Mira esa posibilidad porque los versos te esperan, estoy seguro.
Un fuerte beso.

FLACA dijo...

Bordoli, nuestro gran profesor de Literatura, decía que "no hay peor muerte que la del olvido".
Abrazo.

Laura Caro dijo...

Cuesta, por eso al llegar uno se siente mucho más satisfecho.

Te quiero y te abrazo, Carmen.

Un besazo.

La peor de todas dijo...

Ay amiga, qué hermoso poema.
Lograste dibujar el vacío de la manera más bella.
Un abrazo gigante.

carmen jiménez dijo...

Ana: ¡Qué difícil mantener el ritmo que tanto me gustaba mantener en mi blog! Tiempos difíciles pero siempre es un gusto encontrar nuevas miradas. Miradas que te hacen preguntarte si es más doloroso olvidar o ser olvidado. A mi me duele tanto olvidar que no pienso en otro dolor.
Un abrazo

Galeón: Creo que a veces se pueden decir las cosas sin necesidad de usar más palabras de las justas.
Un beso desde el centro.

Fina: Te digo un poco como a Ana. Me encanta encontrar recuerdos nuevos en el camino. Gracias por tu mirada.
Un beso.

Jesús: Yo creo que la poesía camina adelante y atrás y en círculo y en espiral y hacia arriba y hacia abajo. La poesía hace piruetas y capta todo cuanto le sale al paso.
Un abrazo

Flaca: Por fin puedo felicitar a tu profesor de literatura. Si se refiere a esas muertes que no terminan de agonizar nunca para morirse, entonces tu profesor, lo bordó!
Un besazo.

Laura: No sé si más satisfecho o cuando se le olvida, sencillamente sientes que algo ha volado por encima de tu cabeza. No sé debe ser como un pétalo desprendiéndose de su flor.
Me encanta tu compañía.
Un beso.

Maga: Tus palabras siempre son mágicas para acompañar el vacío.
Un beso desde el otro lado del océano.

fiorella dijo...

Cuesta y como... pero pasa.Un beso