Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 18 de mayo de 2014

El pacto

Cuando se me secan la palabras,
cuando ninguna se atreve
a salir por los dedos ni por la boca
en busca de un poema capaz
de vaciar los recuerdos de la memoria,
me doy cuenta de que no existe,
palabra ni poema ni gesto siquiera,
que pueda definir el significado
del instante que todo lo cambia;
la calle que se cruza
sin mirar a los dos lados,
la esquina que se dobla por azar
-o por equivocación-
el olor a lluvia convertida en barro.
No existe o - yo no lo encuentro -,
el poema capaz de convertir la realidad
en un mal sueño,
ni reparar el tejado de la casa
cuando se está cayendo a pedazos,
ni quede un trozo de luna
por más que el poeta se empeñe en nombrarla.
Un poema es sólo eso. Un conjunto de palabras,
un pacto ilícito entre el tiempo y la muerte.



4 comentarios:

La Solateras dijo...

Real como la vida misma. A veces no hay palabras.

Un beso, Carmencita.

El Santi dijo...

Un poema es sólo eso.
Es tanto nada que es todo.
Claro que es un conjunto de palabras.
Pero el poema se escribe con el cuerpo.
Dice lo que no queremos que diga.
Cuando se queda mudo es que hay que escucharlo.
Quién sabe quién habla cuando él nos escribe.

Galeón dijo...

Sin palabras. No se puede decir más con menos. Horrible y precioso. Rescoldo que se extingue letra a letra.

Un beso.

Laura Caro dijo...

Brillante final y certero desarrollo.

Pero que nunca nos falten las palabras, aunque sólo sean la sombra de lo que queremos decir...

Un abrazo infinito.