Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 31 de agosto de 2014

Penitencia o castigo

Queridos amigos blgueros: Tendremos que forjar la liga de "los viejos blogueros” Parece que hiciera mil años que no hablamos por este medio. Como si se tratase de algo antiguo, cuando la gente aún era capaz de comunicarse de tú a tú.
Seguiré con las actualizaciones de mi pasado, pero como el presente siempre ocurre mientras tanto, me nació este poema, que comparto como era mi costumbre, recién salido del horno.
Abrazos.

Penitencia o castigo

Y una se declara inocente de todas las culpas
y culpable de toda inocencia.
Y  se declara incapaz de entender lo que dice el juez;
que ni asiente ni desmiente,
tan sólo dicta el veredicto de la vida.
Qué importan los argumentos,
los alegatos que fingen ser cuerdos.
Qué importa estar a la altura de los hechos
o haber formado parte de ellos.
El alegato siempre se da al final
cuando ya nada tiene remedio.
Sólo el veredicto te salva o te condena,
y en la espera, está la penitencia
 o el castigo.

¡Vaya usted a saber!

5 comentarios:

mia dijo...

Preciosa siempre tu poesía!
Besos

MariaLuisa Piña Lladó.LluïsaLladó. dijo...

Inocente y yo agradecida de leer tus versos. Besos

©Laura Caro dijo...

Vaya usted a saber... sí.

Nadie debería juzgar a nadie; ni siquiera nosotros a nosotros mismos. Qué ajena es la llamada justicia a la verdadera justicia cuando se trata de temas tan delicados.

Un abrazo infinito.

Darilea dijo...

La justicia a menudo tan injusta para algunos.
Un saludo

Amando García Nuño dijo...

Bueno, parece que te va a caer la perpetua. Eso sí, con fecha de caducidad.
Bienvenida al bloguerío.
Abrazos, siempre