Gracias a todos por vuestra mirada.

viernes, 2 de enero de 2015

Solo yo

Hay  días que deberían ser sólo de una.
Dejar fuera todo lo que pesa,
todo lo que ensucia los rincones,
todas las metas a las que nunca
he de llegar.
Dejar fuera todo el dolor
que causa el mundo,
por no decir, todo el dolor
que causa vivir.
Dejar fuera la intemperie
y refugiarse en estos versos
dentro de mis cuatro paredes.
Días en los que no debería
existir la conciencia,
en los que poder olvidar
que existe el tiempo y la distancia
lo mismo que existe tu cuerpo
al borde de la cama.
Hay días que quisiera borrar
todas las huellas que pueblan los caminos
y llegar hasta ti, y volver a empezar.


2 comentarios:

©Laura Caro dijo...

Sí. Hay días así. En los que la poesía es el único abrazo.
Y en esos días, que sepas que tienes el mío también en el corazón.
Un besote.

Navegante Del Alma dijo...

Amiga lejana, de tantos años atras...
Siempre se puede, hay que vivir pensando en que es posible todo aquello que parece imposible, total... que nos cuesta?
Hay que apuntar a lo mas alto que se pueda, de esa manera tal vez no lo alcancemos, pero seguramente conseguiremos cosas muy valiosas al elevarnos.
Un beso grande.