Gracias a todos por vuestra mirada.

lunes, 16 de febrero de 2015

La soledad y yo

Si tanta gente como conozco se siente sola,
ni hablar ya de los que no conozco,
será porque a nuestro pesar,
la soledad ocupa el lugar que le corresponde.
Pero no por derecho,
ni porque se lo haya ganado a pulso.
Ella siempre estuvo allí
aunque yo nunca saliera a su encuentro.
La respetaba demasiado, o tal vez, la temía.
Yo nunca fui a buscarla,
ella me encontró desnuda
tirada en medio de una calle,
y me recogió.

6 comentarios:

Cielo dijo...

Un poema que va de menos a más
y deja un dulce amargor
con os grandes poemas
de dolor.

Enhorabuena!!!

SALETA dijo...

La soledad es un momento muy especial, afloran emociones muy sólidas que parecen tener vida propia. Ser consciente y mirarlas con atención plena, es todo lo que se puede hacer.

Es por ahí. Ánimo, y un fuerte abrazo.

Inma_Luna dijo...

Pues es algo que se puede vencer o de lo contrario seras por ella vencida.
Bello blog.
saludos

Jacinto Herreras dijo...

Estar solo entre la gente es algo muy común. Es preferible compartí el silencio de nuestra soledad con algún buen amigo. Un abrazo

Jacinto Herreras dijo...

Estar solo entre la gente es algo muy común. Es preferible compartí el silencio de nuestra soledad con algún buen amigo. Un abrazo

Amando García Nuño dijo...

Vaya, con lo feliz que estabas tú, sola, tirada en medio de la calle, y tuvo que venir a hacerte compañía.
Abrazos, siempre