Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 28 de agosto de 2016

Llueve

Hay un momento
en el que declina la vida
y siempre piensas que puede ser peor.
Entonces te reconcilias con ella
y ves el aire, lo respiras
le pones color a los árboles
y el cielo se vuelve azul
y la noche llueve estrellas.
Momentos que duran el instante
que dura la vida,
y vuelve hacerse el cielo negro
y vuelve la noche a llover puñales.
Y en el declinar sigues remando
a veces contra corriente
a veces rendida al viento,
al menos para descansar,
como el que descansa sus pasos
sentado en una piedra
y vuelve a reanudar el camino.