Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Adicta al mar

Lo confieso,
soy adicta al mar.
Me gusta admirar su grandeza
desde el acantilado
casi tanto como acariciar
con mis pies desnudos
la arena de su playa.
Me gusta dejarme mecer
por sus olas
en ese ir y venir de las mareas.
Necesito al mar como aliado,
el que siempre me espera paciente,
el que no tiene prisa
de volver a ninguna parte.
Él siempre está ahí
para darme sus besos de sal
para contar conmigo estrellas
para dejarme beber de la luna
y dormirnos en la orilla de la noche

hasta que el amanecer nos despierta.

1 comentario:

Eme Ce (Zamanis) dijo...

Nada más hermoso que el mar.
Abrazo!