Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 1 de diciembre de 2019

Pájaro en vuelo



¿Y si hablamos?
Y las palabras comenzaron a revolotear
como si nunca hubieran salido
de su jaula.
A penas se abrió la puerta,
aprovecharon para mover sus alas
como si fueran un pájaro
en busca de una ventana por la que salir volando
—aunque fuera a través de un patio de vecinos—.
Salir por la ventana
con sus últimos sueños
prendidos en las alas
y todas las deudas a cuenta.
El cielo está azul lluvioso,
las calles vacías,
las casas llenas de jaulas con pájaros
que no saben que tienen alas.
Y yo, sobrevolando los tejados,
la guerra a pie de tierra,
los recuerdos pisoteados,
los espejos rotos en mil pedazos.
Yo a punto de convertirme en pájaro.

3 comentarios:

Laura Caro dijo...

Si hay alas, hay esperanza.

Un besazo.

carmen jiménez dijo...

Gracias Laura por tu comentario. Están un poco maltrechas ya, y no sé si podrán sortear tantos obstáculos, tantas ramas retorcidas y tanto viento en contra. Igual toca levantar el vuelo y volar hasta que no me quede una sola pluma.

Jorge Torres Daudet dijo...

Vuela, como esas bellas palabras. Libera de las jaulas esos pensamientos.
Tampoco te olvido a ti,ni a Lucas, que ya será un mocetón.
Abrazos.