Gracias a todos por vuestra mirada.

sábado, 7 de febrero de 2009

La duda

…Quizá se espera a que ella (la sospecha) también se convierta en pasado, en algo venial o ingenuo y que nos hará sonreír acaso.
Javier Marías (Corazón tan blanco)

Me quedo con la pregunta virgen. No quiero respuestas. Ni falsas ni sinceras. No sabría distinguirlas. Seguiría la dirección de tus ojos, los gestos de tus manos, el movimiento de tus labios que se abren y se cierran y se aprietan el uno junto al otro reteniendo el aire de un pecado inexistente o quizá latente. Escucharía el timbre de tu voz y en cada tono buscaría la sospecha agazapada. No podría creerte ni dejar de hacerlo si te atrevieras a responderme. Y tras preguntar, tras preguntar habría desvirgado para siempre la duda que habría de salvarme de la certeza.

39 comentarios:

andal13 dijo...

Una suerte de helado cosquilleo recorrió mi columna al leer este nuevo texto, tan fuerte, tan estremecedor.

Y luego, ya más calma, en mis oídos resonó esta canción:

"No tengo a quien rezarle pidiendo luz,
Ando tanteando el espacio a ciegas.
No me malinterpreten,
No estoy quejándome.
Soy jardinero de mis dilemas.

Hermana duda,
Pasarán los años,
Cambiarán las modas,
Vendrán otras guerras,
Perderán los mismos
Y ojalá que tú
Sigas teniéndome a tiro.

Pero esta noche, hermana duda,
Hermana duda, dame un respiro...."


"Hermana duda", Jorge Drexler

http://www.youtube.com/watch?v=nxYrbw9hu9o&feature=related

media luna dijo...

Andrea: Gracias por este trozo de canción. Acabo de escucharla enterita de las manos y la voz de Jorge y ha sido como ese respiro que todos necesitamos. Me diste un gran respiro. Gracias por ello y gracias una vez más por compartir mis miradas con las tuyas. Como dice Jorge, ojalá la duda nos acompañe siempre.
Un beso.

markin dijo...

La duda es parte de la emociones portadas de nuestro ser.
Placer hay en confirmar para positivo o negativo.
Vernos en pasado, y sentirnos en duda tb tiene ese algo de vida.

Al final, cada decisión y acción tiene su algo de duda previa.

Las miradas, los gestos... a veces predecibles, otras manipuladas.

:)
chau.

media luna dijo...

Marco Antonio: Decía no sé quién ahora, algo parecido a: "Desconfiad de los hombres que lo tienen todo claro". Y así es. La duda vive y convive con nosotros. Nos guia, nos ayuda a elegir, a veces nos tortura y otras nos salva. La mayor parte del tiempo nos acompaña.
Un placer compartir tu mirada.

marisa dijo...

Es verdad Carmen, dudamos continuamente pero si no lo hiciéramos nos sumiríamos en un estado de gracia bastante sospechoso...Como bien dices que la duda nos salve de la certeza. Un emocionado abrazo.

LSz. dijo...

Dudo en escribir un comment a esto. Sólo, pasaba por aquí.

andal13 dijo...

Gracias a ti por compartir tanta belleza -y tanta duda- con todos nosotros.
Besos desde el sur.

media luna dijo...

Marisa querida: En un estado de gracia o de desgracia. ¿Quién sabe? En cualquier caso, como bien dices, sería un estado sospechosos. Hoy es que dudo hasta de mis palabras.
Gracias por ese abrazo.
Otro para ti.

Lo dicho Sánches: Siempre logras sacarme una sonrisa. Bueno, pues dudando y todo, lo dejaste:)
Yo también pasé por tu estancia.
Un saludo.

Andrea: Siempre es bueno sentir que hay palabras de las que una no duda.
Bendito sur. Este invierno no acaba nunca.
Un beso.

JCldanse dijo...

A lo de nuestras dudas, porque dudando nos conocemos,..

un abrazo

Lembranza dijo...

La mayoria de las veces, la duda no te deja avanzar, te atenaza de tal forma que te quedas parado, eres incapaz de moverte.

malva dijo...

Una vez leí en una pared: "Cualquier fe es nefasta, habría que enseñar a dudar" y estoy bastante de acuerdo... Así que yo voto por hacerle caso a Descartes y cuestionar las verdades aprendidas. Y después, dejarse sorprender. Y disfrutar del beneficio de la duda.

Ignacio Bermejo dijo...

Yo tambien me quedo con eso. Un beso

media luna dijo...

Danse: ¡Cuánta razón tienes! Yo me he sorprendido dudando hasta de lo que creí que jamás dudaría y éso me ha hecho ir conquistando mi ser.
Es una alegría tenerte por aquí. Gracias por tu aportación.

Lembranza: Es verdad que la duda a veces nos paraliza, es parte de su naturaleza, pero no debemos consentirle tanto. Sólo lo justo.
Un beso.

Malva: Pues cuenta con mi voto también. Cuestionar las verdades aprendidas...
Gracias por recordar a Descartes, y gracias por tus palabras. Te debo una visita.
Un abrazo.

Ignacio: Bienvenido a mi rincón. Siempre es un placer tener nuevas miradas.
Te visitaré tan pronto como el "tiempo" me dé una tregua

Olga B. dijo...

La duda nos salva, sobre todo, de caer irremediablemente en el error. Es incómoda pero necesaria. Aunque hay un momento en que hay que aparcarla. ¿Qué momento? El de acertar, claro:-) O el de arriesgar.
Un beso, Carmen.

SUSANA dijo...

Caramba que calás hondísimo con tus letras, hasta el hueso Amiga!

Pocas torturas más demoledoras como la duda, que no perdona noches o días y nos triza el espíritu.

Impecables letras Querida Escritora!

Mi abrazo con el cariño y admiración de siempre!

AliaS dijo...

tan de acuerdo con vos. y aunqe me quede con la duda también me quedo con la pregunta...pero no siempre.

qué buena esa canción de Drexler.
canción con grandes verdades

"esta noche dame un respiro"

saludos

media luna dijo...

Olga B: Supongo que en todo caso nos salva de caer en el error de la certeza absoluta, porque a lo más que podemos aspirar es a arriesgar. Creo que ni siquiera ella, puede garantizarnos el acierto. Gracias por tu mirada certera.
Otro beso para ti.

Querida Susana: Es un placer compartir mis letras con personas como tú. La duda se puede comtemplar desde distintos vértices. Algunos se te clavan en la noche y en el día, hasta ir minando el espíritu. Supongo que es el momento en el que una debe aparcar a duda, como dice Olga, y dar un paso más.
Gracias siempre por tu cariño.

Alias: Bienvenido de nuevo. Creo que es inevitable olvidar la pregunta mientras exista la duda. Sólo cuando se disipa la duda, cuando cambia de forma, la pregunta se evapora y hasta se olvida.
Es un placer mirar através de tus palabras.
Un saludo grande.

Figchen dijo...

Gracias por entenderme y estar conmigo.

La duda, es parte de mi vida actual.

Te encontré y me hace bien.

Saludos.

media luna dijo...

Figche: Me alegro de habernos encontrado. Tus vesos tienen fuerza. Quizá la que me falta a mi.
Que nunca te abandone la duda, pero que te de un respiro. J.Drexler (regalo de Andrea)
Un saludo.

Marcelo Munch dijo...

Dicen que la piel conversa de manera secreta. Dicen también que el espacio que se fermenta de un dos se convierte en lucero, como de suspiro inocente con falta de aire con miles de que sé yo revoloteando, o tal vez con tan solo uno, de esos que bastan para reescribir el mundo. Dicen. O tal vez no.
No hay sospechas, la ventanas tienes sus ojos puestos en los dos frutos que dibujan sus siluetas. Es mi certeza mutua. Es mi deseo de que se desparrame sobre el mundo.

Cariños y besos, de corazón tal vez no tan blanco, pero vivo.

Bel dijo...

Como he venido otra vez tarde, otra vez me encuentro con que ya se ha dicho lo que yo diría, y precisamente otra vea sobre todo de la pluma (o el lapicero) de andal13. Efectivamente, hay algo estremecedor en este preferir no saber y, sobre todo, en la manera tan certera en que lo cuentas.
Un beso.

Antonio Castellón dijo...

Recuerda, Media Luna, que la duda es el principio del saber.
Ningún animal duda, o duda muy poco, y sólo entre dos opciones: irse o marcharse.
La duda no sólo es típicamente humana, sino que es lo que nos hace humanos.
Otra cosa es que, ante determinadas circunstancias, uno no quiera respuestas. En ese caso es porque la duda ya se ha respondido sola...

Un abrazo.

media luna dijo...

Marcelo: Es un placer recibir tu visita. Gracias por tus bellas palabras. Me sumergeré en ellas para adivinar su certeza.
Los comentarios sin duda, siempre engradecen mis textos.
Un abrazo

Bel: Tu visita es siempre una alegría. Gracias por tus palabras que lejos de llegar tarde, llegan como una brisa fresca.
Un beso

Antonio: Muy acertado tu comentario y muy certero, no hay duda.
Javier Marías sigue diciendo:
Si se calla hay que disipar la sospecha y abolir la pregunta...Pero lo que creo que es indudable es que una vez la pregunta se cruza por la mente, no hay manera de abolirla por mucho que se silencie.
Gracias por tu mirada sincera.
Te debo dos visitas.
Un abrazo.

la peor de todas dijo...

He sentido tus palabras como un dardo. Me quedo con la inocente duda. Con las posibilidades infinitas, con la virgen pregunta.
Debo volver a leer esto.
Un abrazo.
M.

media luna dijo...

Yo en cambio he sentido tus palabras como un licor dulce. Por lo de inocente, por lo de infinito, por lo de virgen.
Un placer compartir miradas.
Besos.

FLACA dijo...

Cuánto miedo a la verdad sentimos a veces, tanto que preferimos el desasosiego de vivir con la duda.
Me encantó este texto tan breve y tan profundo.

Maria Luisa dijo...

A veces queremos que la duda se quede agazapada.
Como dices al final de tu precioso texto: "La duda que habría de salvarme de la certeza".
Quedémonos con la duda, quizá sea menos dolorosa.
Un placer leerte.

Yo no tengo dudas te envio un besazo.

Descarga dijo...

el texto es bellisimo, por favor.
pero q paradoja...
yo espero absolutamente lo contrario al silencio.

abrazos

Descarga dijo...

algo más... soy medio nueva aun en esto y quiero seguir tu blog pero no se q tengo q apretar
jajja
help!

media luna dijo...

Descarga: Lo contrario al silencio no tiene por qué ser la verdad. Suponiendo que uno entienda como opuesto al silencio la verdad. También podría servir cualquier ruido. ¿Cómo distinguirlos? Vemos lo que queremos ver y escuchamos lo que queremos escuchar.
Y respecto a lo de seguir mi blog, o cualquier otro, pues no sé muy bien. Supongo que la forma es justo la que utilizas. Aquí estás. Y yo, agradecida por tus palabras y por compartir tu mirada.
Un beso

Figchen dijo...

Sí por favor, agregame a tus mundos, es un honor para mí.

Gracias MediaLuna por estar presente en mis letras. Creo que hay más dolor que fuerza.

Saludos

Figchen dijo...

Sí por favor Media Luna, agregame a tus mundos. Es un honor para mí.

y te agradezco que estés conmigo y mis letras. No creo que tengan fuerza pero sí dolor.

Saludos

media luna dijo...

Querida Figche: Del dolor nace la fuerza.
Los otros mundos son los que le dan sentido al mío propio.
Un abrazo

Juanma dijo...

¡¡Madre mía!! De quitarme el sombrero aquí. Es que cada frase, casi cada palabra, da para quedarse un ratito en ellas y paladearlas.
Y esa duda que al final me deja la duda de si quieres preguntar o no. Es la duda perfecta. Y es un texto para darte, con toda la sinceridad que puedo, mi mayor enhorabuena por la forma y su contenido. Y aquí no lo dudo.

Besos.

campesina dijo...

o no salvarse y descansar en la certeza, así como venga, tal vez feliz o cuando menos ya sin miedo...

pero eso es pura palabrería, pura fantasía de arrojo que no ,e atrevo a tener...

un abrazo cierto

media luna dijo...

Juanma me vas a sacar los colores. Será que la duda nos hace grandes.
Gracias por tus felicitaciones. También debo aprender a disfrutar de ellas.
Un abrazo fuerte para ti y tu family.

Campesina: Tal vez la verdad está sobrevalorada. Tal vez la verdad no puede ser completa si no dejamos una parte para la duda.
Tal vez también a mi me falte arrojo. Tal vez.
Gracias por cruzar tu mirada con la mía, con la de todos los que hemos mirado a la duda de frente o de soslayo.
Un beso.

Antonio Castellón dijo...

Media Luna, en mi cuaderno han dejado algo para ti.
¡Sin duda alguna!

Un abrazo, y no olvides recogerlo y ponerlo en agua, que si no se marchita...

Ro dijo...

Me pareció excelente tu texto. De gran precisión en el uso de las palabras exactas. No soy muy enamorada de las dudas. Creo que muchas de ellas me corroen en direcciones en las que jamás se hubieran disparado y hacen daños anticipados o ficticios que no hubieran logrado hacer si uno se atreviera a mirar de frente a las certezas. Eso con respecto a las dudas. Las preguntas sí son imprescindibles. Son parte de la condición humana, pero la duda es como la obsesión de la pregunta, es la pregunta que se ha patologizado,repetida, y ahí, sin duda alguna, ha perdido su virginidad de tanto flirtear con la verdad. En ese caso, cuando la duda se vuelve una espina, prefiero mil veces la certeza, si es que uno alguna vez pudiera lograr estar seguro de cuál es.
Todo este tema es muy interesante y tu texto me ha permitido reflexionar sobre esto. Uno no se detiene a pensar salvo cuando alguien como tú lo propone. Gracias por esto y gracias por haberme visitado en el cristal.

media luna dijo...

Gracia Antonio. Ya he puesto las rosas en agua y pronto las luciré en mi blog y las repartiré entre mis amigos.
Es un honor que aprecies mis palabras como rosas o como flores silvestres, que yo también las prefiero.
Un abrazo.

Ro: Es un placer recibir tu vista y poder leer tu mirada. Supongo que dudar nos va acercando a esa verdad que cada vez se hace más grande. Ciertamente la duda patológica existe y comparto contigo la valentía de mirar de frente a la "certeza" aunque no nos guste. Con el tiempo duele menos seguro.
En realidad el texto no es sino como bien dices un apunte a la reflexión.
Tu blog es excelente y me gusta poder detenerme a leerlo.
Un abrazo.