Gracias a todos por vuestra mirada.

viernes, 9 de abril de 2010

Trabalenguas del verbo "esperar"

Tal vez haya de esperar que mi planeta Neptuno se alíe con algún otro planeta menos fantástico, ilusorio e imaginario, para que su conjunción sea capaz de cambiar la suerte de mi rumbo. Esperar un eclipse de sol o que los vientos del norte cambien al sur de improviso. Esperar que la tierra gire un grado o las nubes lluevan flores. Esperar que el mar se llene de corales y vuelvan a resurgir los peces de colores. Esperar que los pájaros canten en invierno y la siembra no se hiele. Esperar que las piedras hablen o quizá aprender a entender su lenguaje. Esperar que el rumor de los árboles se lleve con sus hojas otros rumores, esperar que dentro de una bola de cristal pueda vislumbrar lo que está vedado a los ojos de los hombres. Esperar sentada a que mi fe mueva la montaña tal y como Jesucristo anduvo por encima de las aguas. Esperar que haya otra vida para dejar de esperar. O no esperar nada y así encontrar lo que tanto esperaba. Quizá sea sólo cuestión de tener esperanza para poder soportar esta espera que se hace tan larga, sin saber exactamente qué espero y qué no espero de esta vida tan inesperada.

24 comentarios:

azpeitia dijo...

Que dificil dilema, que tu planteas de una manera muy especial y bella...enhorabuena por tu profunda reflexión....un abrazo de azpeitia

tomitú dijo...

En esta vida tan enredada, tan llena de sorpresas, tan desagradecida a veces, tan amante despechada, nos convendría más querida Carmen no esperar demasiado, sino lanzarnos a tomar de ella lo que nos plazca, lo que nos conmueva. Sin más preámbulos. Antes tal vez, de que de una vuelta de tuerca y se nos escape entre los dedos...

Rayuela dijo...

esperar lo insesperado...
y si llega inesperadamente, lo podremos ver? decodificar? acaso vislumbrar?
eso espero...


mil besos*

marisa dijo...

Yo también espero...sólo nos queda esperar y no abandonar.Un beso muy grande.

Santi el de Los Divagues dijo...

Más que un trabalenguas esto es un trabaalmas. Y me parece que tú ya has descifrado el lenguaje de las piedras. Algunas veces, como esta, tus miradas íntimas dejan de ser tan íntimas para hacernos ver con tus ojos lo que casi estábamos viendo pero no sabíamos decir.

tomitú dijo...

La vida es una constante espera.
Y la espera es una incógnita sin despejar. Caminamos rumbo a la espera. El coronel esperó una carta; quien tira una botella al mar espera un destinatario; tu Neptuno espera un planeta; esperamos crecer, aprender, vivir, sentir, amar... y de una espera saltamos a otra como si fueran piedritas puestas en un río para saltarlas y terminamos mojándonos la piel.
Eso es la vida: una constante espera o una conjugación de esperas. Lo que no podemos perder es el norte.
Un abrazo,
Nacianceno

Emilio dijo...

Mejor, como dices, no esperar nada para así encontrar lo que nos ofrece cada nuevo día.

Muy bonitas todas esas esperas que tan bien nos describes.

Un fuerte abrazo y que pases un feliz fin de semana.

Codorníu dijo...

Tú espera, querida amiga, porque no hay nada más útil que estar psicológicamente en situación de "disponible" para lo que pueda llegar a la playa. Vendrán muchos maderos, latas vacías, peces muertos...

Pero cuando llegue el cofre del tesoro... es mejor que le pille a uno/a esperando.

Aunque ese cofre del tesoro, todavía sea (desde aquí) algo indefinido e indefinible.

Un beso.

andal13 dijo...

"Quelle belle langue que celle qui confond l'attente et l'espoir!" (Qué bella lengua esa que confunde la espera con la esperanza)
André Gide

Nuria Gonzalez dijo...

Hola, me asomo despacito por este rincón y descubro una mujer tierna y profundamente sentimental.

A pesar de todo la vida es bella, merece la pena darse una vuelta por ella. Mientras caminas encuentras rosas y espinas; sorpresas agradables y no tanto; personas maravillas y algunas indeseables: pruebas difíciles de superar y algo tan sorprendente como el AMOR en mayúsculas sin el cual nada tendría sentido porque pobre del que no ama desde que nace hasta que muere.
Una vida bien merece algo de espera.
Besitos guapa

Jesús Arroyo dijo...

Esperando,
no esperes nada,
sal a la calle
en busca de todo,
no te sientes ahora
para cerrar los ojos
por si llegan hadas.
Busca, busca encantada
que la vida es espera
y si esperas... ¡nada!

Besos, CJ.

media luna dijo...

Azpeitia: Un placer encontrarte por aquí. Supongo que el dilema casi como todos los dilemas, será cuestión de esperar.

Conhi preciosa: Supongo que es una buena filosofía, sino fuera porque aún así, la vida siempre parece ir una vuelta por delante de nosotros.
Un beso grande grande.

Rayuela: Yo creo que inesperado llega siempre inesperadamente lo esperes o no. Y para cuando podemos decodificarlo, ya ha pasado.
Un beso.

Marisa: Amiga inesperada. Ciertamente, no se debe abandonar nunca porque es así como llegan las mejores cosas.
Un besazo.

Santiago: Creo que mis miradas nacen precisamente de mi alma trabada. Creo que si uno se sienta el tiempo suficiente sobre una piedra, éstas terminan por hablar, y sin duda descubre que tienen una voz propia.
Un abrazo muy fuerte gracias siempre por compartir tu mirada.

Mi querido Nacianceno: Es justo cuando caemos al río, cuando nos mojamos con su agua, cuando perdemos el norte por unos instantes cuando se deja de esperar. Entonces se produce el milagro. Tal vez la vida, sea eso que pasa mientras esperamos. La frase de John Lennon no es exactamente así, pero me permito la licencia de ajustarla a mi sentir poético.
Un beso muy fuerte.

Emilio: Quizá esa sea la auténtica forma de vivir. Quizá quien no espera, es porque ya está viviendo.
Gracias por tu mirada.
Un abrazo.

Maria Luisa dijo...

Siempre estámos "esperando"
Quizá la solución no sea esperar sino hacer, yo con los años cuanto tiempo he perdido esperando, aquello, aquél...
Pues ahora ya no espero..
Quizá ya no tenga nada que esperar...
Pero quizá sería una pena.
Pues a "Esperar", aunque sea que pase el último tren.

Muchos besos y estos no necesitan esperar llegan enseguida.

media luna dijo...

Pepe: Tu respuesta me sugiere muchas respuestas posibles. Tal vez el cofre esté en nuestras manos y no sea cuestión de espearlo sino de definirlo.
Me dejaste pensativa...
Un abrazo.

Andrea: Me encanta André Gide. No hay mas que mirar en mi perfil. Me anotaré esta frase que convierte a la espera en esperanza.
Un beso.

Nuria: Bienvendida a este otro rincón. Creo que sin amor, ni la espera tendría sentido. Porque es el amor lo que nos hace soportar el dolor de las espinas, lo mismo que apreciar el aroma de sus pétalos.

Jesús: "...Porque la vida es espera y si esperas, ¡nada! Unos versos preciosos y precisos. Espero que las hadas me pillen con los ojos abiertos!
Un beso.

María Luisa: Quizá no sea cuestión de esperar el último tren, sino pensar que el que llega, puede que sea el último.
Es un gusto poder saludarte de nuevo.
A ver si uno de estos días, como dice la canción, me paso un ratito por tu casa.
Otro beso.

Galeón dijo...

Nos pasamos la vida esperando, oteando el horizonte, sin saber bien que aparecerá detras del altozano; ya hace tiempo que son los pequeños pasos los que llenan mi vida, porque su valor sólo tu estás capacitado para dárselo, quién dice que un libro es mejor que otro, lo dice acaso el hecho de que haya vendido millones de ejemplares: mentira, eso solo es fruto de la oportunidad y el marqueting, que guia la codicia y el lucro a consta de ceder los derechos de autor. Ser consciente de ello, de lo que vales por tí misma, no necesitar que nadie, salvo tu media mitad si acaso, te dé una palmadita en la espalda para saber lo que vales, porque lo que no nunca serás no debe agobiarte: disfruta de lo que eres.

media luna dijo...

Galeón: Ya te echaba de menos. A penas unos pasos y ya estoy esperando dar el siguiente... Sé que sabes bien de lo que hablas y por ello tu mirada es tan auténtica. También sé que el éxito no radica en los ceros detrás de la coma, sino en la calidad de las personas que te escuchan o te leen.
Un beso grande grandote.

ROCIO dijo...

Yo hace tiempo decidí no esperar nada, salir a la calle como dice Jesús o donde me plazca pero veo gente que muere esperando. A veces cuando no se espera aparece todo lo que queremos o necesitamos.

Pero cada uno tiene su tecnica claro.

Un abrazo Carmen.

Rocío

Miguel Ángel Yusta. dijo...

No esperes más.Simplemente, camina...Besos.

FLACA dijo...

Tal vez se trate de eso, de vivir esperando lo inesperado.
Me gustó mucho lo que escribiste y también el comentario de Pepe, esperar para cuando nos llegue lo mejor. El asunto es estar atentos, expectantes, abiertos a recibir.

FLACA dijo...

Tal vez se trate de eso, de vivir esperando lo inesperado.
Me gustó mucho lo que escribiste y también el comentario de Pepe, esperar para cuando nos llegue lo mejor. El asunto es estar atentos, expectantes, abiertos a recibir.

irene dijo...

Yo siempre esperaría, si las cosas que se esperan son las que tú dices, o si mis esperanzas se vieran satisfechas con todo lo bello que espero.
Espero conocernos mejor en el próximo encuentro poético.
Besos, media luna.

mafalda dijo...

que maravilla poder leerte y ver reflejados esos pensamientos y sentimientos que uno guarda en lo mas recondito de su ser. haces unas reflexiones que seguro todos sehtimos pero expresadas de una manera tan bella que esta espera se conviette en algo dulce y como dicen algunos de tus comentaristas en ESPERANZA, mas que un beso

carmen jiménez dijo...

Mafalda: Creo que hay esperas que sin espararlas, o tal vez por eso, resultan francamente dulces. Es un placer tenerte por aquí. Seguro nos encontraremos más veces.
Un besazo y gracias por compartir tu mirada.

Hosting y Dominios dijo...

Esperar que la tierra gire un poco menos rápido para disfruta más de lo que el afán me ha olvidado, recordar is sueños y hacerlos volar en las fugaces estrellas, pero no dejar que mis sueños sean fugaces.