Gracias a todos por vuestra mirada.

jueves, 15 de julio de 2010

El ratoncito Pérez

Quisiera poder decir algo desde la mudez de mi garganta seca, desde mi memoria herida, desde mi cuerpo desgajado y descompuesto. Quisiera ser sol en vez de lluvia, ser nube azul, arco de colores después de la tormenta. Quisiera descansar mis manos sobre mis costados sin que el tiempo se detenga. Labrar mi tierra árida y seca y confiar en la estación estival sin tener que recurrir a rituales absurdos como rezar o apostar todo cuanto tengo por unas cuantas miserables gotas. Por una vez quisiera encontrar al ratoncito Pérez husmeando bajo mi almohada antes de dejarle el diente. O poder convertirme en gato para ver en la noche algo más que sombras recorriendo las calles. Ser la princesa sin ser cenicienta, la amante en lugar de la esposa. Cualquier cosa antes que saberme muerta.

16 comentarios:

El Santi dijo...

Es una suerte que tengas tantos quisiera adentro.
Cómo quisiera yo poder tenerlos.
Y decirlos así.

FLACA dijo...

¡¡¡Pufff!!!...Cuánto interpretás a veces mi sentir. Estoy por ponerme a llorar. Absolutamente, yo también QUISIERA. Gracias por expresarlo así.

Codorníu dijo...

Pues a mí me pasa algo muy parecido a lo que comentan estos dos amigos que me preceden.

De lo que deduzco que estamos todos por el estilo: por un lado las nubes y por el otro el áspero camino de tierra. Y nosotros, mirando para arriba.

Muy bien compuesto, amiga.

andal13 dijo...

Dicen por allí los que seguramente nada quieren que querer es poder.
Ya quisieran ellos querer, aunque de antemano sepan que no siempre se puede.

Laura Caro dijo...

Querer es poder. Ya lo verás.
Me gustó lo que escribiste.
Saludos.

El Santi dijo...

Está bien Laura. Pero, ¿qué hacen los que perdieron el poder de querer?
¿Qué se hace con la desesperanza?

Rayuela dijo...

queremos,entonces estamos vivas

(hermosas tus palabras)

besos*

jcldanse dijo...

Para mí (mi opinión) eres una de esas personas que saben escribir realmente bien.

Jesús Arroyo dijo...

¡Cómo has vuelto!
Recuerda que a Cenicienta se le cumplen los deseos.
Y no, no pienso decirte nada de esta maravillosa "prosa-tuya-poética" Tal vez sería este el estilo.
Hoy, 16 de Julio, recibe besos especiales, Patrona de los mares.
FELICIDADES.

carmen jiménez dijo...

Santiago: Me has hecho suspirar. Uno de esos suspiros largos en los que caben todos los "quisieras" olvidados, postergados, abandonados muchos, cambiados a la fuerza,otros inventados...Todos esos "quisieras" que sabes no van a llegar nunca, todos por los que luchas pensando que la lucha es el mayor de todos los "quisieras", el único que vale la pena.
Estoy segura que han sido muchos tus "quisieras". Estoy segura que has cumplido con muchos de ellos y te diría que es cuestión de tiempo, pero no tengo potestad para hablarte así. La única que tengo es ese tiempo en el que no quise nada ni nada tuve dentro. Y sin embargo, el tiempo me va devolviendo poco a poco la ilusión que me robó.
Dicen que un libro malo, lo convierte en bueno, un buen lector. Tú eres de esos buenos lectores con los que todos "quisiéramos" contar.
Un beso.

Flaca querida: Siempre me alegra saber que mi sentir y el tuyo se cruzan, se sienten...Gracias a ti por recoger mis palabras.
Un beso.

Pepe: Está claro que los "quisiera" no tienen género ni número. Cuanto más caminamos por este áspero mundo, más miramos hacia el infinito.
Un abrazo muy caluroso.

Andrea: Ahora que mencionas ese famoso refrán, te contaré que durante años me trajo de cabeza pensando que tal vez no "quería" con la suficiente fuerza. Que si realmente "quisiera" la montaña se movería, pero nada. La montaña seguía en su sitio y yo seguía deseando que se moviera aunque fuera un milímetro. Después empezé a desear cosas un poco menos difíciles que me dieran el empuje de creer que verdaderamente merece la pena "querer" y así fui consiguiendo que algunas montañitas se movieran. Otras todavía me esperan. Eso espero.
Un beso.

Laura: Ufff! Ya viste lo que respondí a Andrea. Supongo que ese "querer" si es realmente de los que se necesitan para seguir vivo, uno es capaz de renunciar a muchas cosas por conseguirlo. Pero no siempre se dan las circunstancias favorables para alcanzarlo. A veces hay que renunciar. A veces una se da cuenta también que renunciar es una opción. Que dicen por ahí que hay que valorar a lo que se renuncia en función de lo que se gana. O algo así. Sin ir más lejos, te aseguro que quisiera tener más tiempo para leerte con el detenimiento que a mi me gusta leer.
Mientras, te mando un beso.

Santiago: Como ya sabes, lo cumplidita que soy, te respondo las dos veces. Contra la desesperanza...Plantarle cara como esa de Harpo en la que una descubre que la vida está llena de posibilidades...Pero lo cierto, es que el paso anterior al deseo, es casi peor que tenerlo aunque sepas que no se cumplirá. No sé, ambos casi pesan lo mismo.
Un abrazo de peso.

Rayuela: Hermosa tu conclusión. Mujer de concisas y sabias palabras.
Mil besos.

Danse: Gracias desde el recuerdo y la memoria que siempre guarda lo mejor. La mía al menos, así funciona.
Un beso grande.

Jesús: ¡Gracias! Gracias por acordarte de esa Virgen marinera. Gracias por leerme, y gracias por recordarme que a Cenicienta se le cumplen los deseos, pero sólo hasta las doce de la noche. Yo quiero lo que viene después, lo que no se pide, lo que te dan sin tenertélo que ganar.
Un besazo.

JCldanse dijo...

Felicidades en tu día,.

carmen jiménez dijo...

Gracias Danse: por acordarte y por felicitarme.

Jesús Arroyo dijo...

Uy! me parece que no te has leído el cuento completo.
Nuestra amiga (la del 2) me dijo de tomar café a tu regreso, tendrá que ser al mio.
Venga, guapa, hasta la vuelta.

Juanma dijo...

Si algo bueno tienen los "quisiera" es que son un motor. O pueden serlo. Siempre es un gustazo pasar por aquí, es difícil mejorar con cada texto nuevo el texto anterior. Y aquí siempre al alza, buena literatura...sensata, sincera, cercana, hiriente y herida. Quisiera seguir leyéndote, siempre.

Besos.

Marisa Peña dijo...

Vaya, yo también me he decidido por los quisiera...como cuando se ejercita una plegaria. Me gusta verte crecer, envolverme en tus palabras cada vez más profundas, más firmes, más hermosas.Un besazo

carmen jiménez dijo...

Jesús: La verdad es que hace tiempo que no leo cuentos de hadas. Y el café más vale que nos lo tomemos entre viaje y viaje o se quedará frío (pero eso ya te lo dije ¿verdad?)
Disfruta el verano que se hace muy corto.

Juanma: ¡Qué caluroso comentario el tuyo! Gracias. Gracias por volver siempre y compartir tu mirada.

Marisa: Quisiera seguir creyendo en las plegarias, pero ahora las cambio por mis dos manos y mis dos piernas, y un poco de ilusión.
Nos vemos pronto.
Un beso amiga.