Gracias a todos por vuestra mirada.

jueves, 29 de julio de 2010

Tu voz

He vuelto a escuchar tus palabras.

Eran blancas como azucenas.

Limpias y claras.

Dulces, como manzanas robadas.


Tenían olor a margaritas deshojadas

y sus pétalos repetían sí. Sí a todo

cuanto te preguntaba.


Tenían la voz ronca

del amanecer despierto

y la mirada tierna del sueño.


Luego me despertaba

y sólo escuchaba el viento

colándose por la ventana.

17 comentarios:

Noray dijo...

La palabra es siempre
una azucena herida
que rezuma silencio
en el vientre desnudo
del nuevo amanecer.



Un beso.

LSz. dijo...

Lo importante que es la voz: despierta todo, no sólo recuerdos, sino la sensación de que eso que se evoca es real.

Rayuela dijo...

se volaron
las palabras
sólo queda
el recuerdo

mil besos*

SUSANA dijo...

La Voz en un sueño, extraño fantasma que se evapora al despertar.

La escuchaste con todos tus sentidos, te vibró en notas altas; provocó evocar y evocarse.

A pesar del ruido a nuestro alrededor, sigue siendo mágica ¿verdad Amiga?

Besos y Abrazos guapa! Tu blog luce bello, me agrada mucho.

FLACA dijo...

Después de lo que dijeron Noray, Rayuela y Susana, no hay cosa que yo pueda decir que no parezca una estupidez.
Pero igual voy a agregar agregar a los comentarios el valor de las imágenes en este poema, esas imágenes tan simples y bellas que definen a esas buenas palabras (puras, claras, luminosas, dulces, felices, esperanzadas, condescendientes, gratas, tiernas, amorosas) y que contrastan fuertemente con el zumbido del viento en los tres últimos versos.El viento sugiriendo esa fuerza devastadora que todo lo arrastra y destruye, ese frío viento que se cuela por la ventana contrastando con el tierno sueño y recuerda la soledad y el frío de la muerte.

El contraste hace más fuerte y doloroso el final.

Un beso, Carmen; cada vez escribís mejor. Siempre me gusta mucho lo que escribís. sentimientos muy hondos con palabras y formas sencillas. Besos.

Juanma dijo...

Mi Flaca y mi Susana adelantaron buena parte de lo que yo quería decir...estas chicas, son incorregibles.
Me quedo con esas manzanas robadas, tan dulces como tu poema.

Besos, querida Carmen.

Galeón dijo...

Que no te engañen las apariencias, el silencio está lleno de palabras, de esas que no se pronuncian, que viven en el pensamiento y que sólo pueden leerse en los ojos, por mucho que nos esforcemos en materializarlas.

Aunque no sé el tiempo que podré permanecer varado, como ves... vuelvo a encallar en tu colorido arrecife de palabras, con las que me diste este nombre, rompiste la botella contra el casco, lanzaste a su suerte este cascaron entre el batir de las olas, y ellas te lo devuelven.

Jesús Arroyo dijo...

Un pétalo es ya tu verso...
Besos.

doble visión dijo...

Carmen, gracias por tu visita en "el azar..." y permitirme releer tu alma através de tus palabras....

Ya nos veremos en Alcalá...

saludos

Codorníu dijo...

Qué diferente es la realidad. Qué colección de sueños rotos vamos almacenando en el alma. Cómo sabes decir todo esto en un poema.

Qué triste, pero cómo me ha gustado.

Un beso, amiga.

carmen jiménez dijo...

Noray, mis versos se engrandecen con tu poesía.
Siempre es un placer leerte.
Besos.

Felipe: Cierto. La voz está llena de matices. Como la mirada, como los silencios.
Un placer verte por aquí. Y por allá.
Besos.

Rayuela: Las palabras vuelan, pero qué lejos llegan amiga.
Mil besos.

Susana: Hay sueños de los que una no despierta nunca. Bellos sueño que perduran aún con el ruido de fondo.
Me alegra que te guste mi nuevo look. Ojalá aprendiera todas los secretos que conoces tú para mejorarlo día a día.
Sigo en tu pausa.
Mil besos.

carmen jiménez dijo...

Mi Flaca querida: Nada de lo que tú puedas decir resulta estúpido. Agradezco siempre ese corazón tuyo que llega hasta las últimas consecuencias. Ese corazón tuyo tan grande que me regala tu lectura y tu mirada. Si alguna vez tuviera que definir mi prosa poética, creo que echaré mano de tu generosa definición.
Un beso muy fuerte para ti, y repárteme otros tantos por tu tierra. Seguimos de fiesta.

Juanma: A ti es imposible adelantarte. Siempre encuentras algo especial que destacar. Gracias por esa mirada tuya.
Un beso compañero.

Galeón: Siempre le estaré agradecida al mar. Te imagino navegando...Y yo en mi faro oteando el horizonte por si te veo aparecer.
Gracias por esas palabras tuyas. Las pensaré hasta poder leerlas en tus ojos.
Besazo.

Jesús: A veces una palabra vale por una mirada. Gracias.
Un beso desde este Madrid Nostrum.

carmen jiménez dijo...

Doble visión: Quizá sea cierto y el azar no deje ningún cabo suelto.
Seguiremos leyéndonos.
Un saludo.

Pepe: ¡Qué mirada esta tuya que mira la realidad más allá de la palabra!
Parecemos como un trastero viejo donde se va guardando todo aquello de lo que no podemos desprendernos.
Un beso grande.

Antonio H. Martín dijo...

Hola, Carmen.
Precioso poema, limpio y claro, como dices, pero también hondo y azul, aunque... me sigue sonando a soledad.

Un abrazo.

ro dijo...

No hay que creerle a ese estado de lucidez, a esa vigilia que miente, que nos engaña cuando dice que sólo oímos viento. La verdad y sobre todo la poesía está en esas palabras dulces como manzanas robadas. Muy bella imagen. También lo de los pétalos que repiten si.
Me gustó mucho leerte

Marisa Peña dijo...

Carmen, qué hermosas esas palabras como flores. me gusta estar entre ellas.Un beso enorme.
PD.No he podido contestar a tu llamada.ya te contaré.

carmen jiménez dijo...

Antonio: La soledad es también limpia y clara y azul...Y a veces muy honda.
Un beso.

Ro: Gracias por este respiro de aire fresco que se puede oler como se huelen las margaritas y saborear como se saborea una manzana, aunque no sea robada.
Un placer tu visita.

Marisa: Ya sabes que te cuento entre ellas.
Nos vemos.
Un beso.