Gracias a todos por vuestra mirada.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Rendición


 Me rindo. Me rindo a la evidencia. Me rindo con los ojos abiertos y los brazos levantados al cielo.. Me rindo con todos mis besos por estrenar y mis sueños muertos.  Me rindo con todas mis heridas abiertas y la sangre aún fresca. Me rindo ante mi corazón enemigo y la voluntad quebrada por el tiempo. Me rindo para que no vuelva a tragarme la luna llena y volver a ser prisionera del viento. Me rindo en un otoño gris que ya parece invierno. Me rindo antes de perder la poca fe que me queda.

7 comentarios:

astaghfirullah dijo...

Una saludable reflexión a tener muy en cuenta.
un abrazo literario.

Jesús Arroyo dijo...

Sabes que me gusta a mi??? Repetir, repetir lalectura de tus versos.
Besos.

Nines Díaz dijo...


Carmen, me gusta mucho el poema y tiene unos versos finales muy buenos. Te felicito por este "mantra".

Un beso y un abrazo.

La Solateras dijo...

Sí, Carmen, la vida se justifica de sobra por sí misma. No hace falta inventarse nada más. Pero a veces soñamos, qué le vamos a hacer.

Muy bueno, rubia. Besos.

Nelken Rot dijo...

Precioso y profundo para respirarlo una y otra vez.

un abrazo

carmen jiménez dijo...

José Ángel: Quiero pensar que todas las reflexiones son saludables.
Gracias por compartir tu mirada.

Jesusito: Lo bueno de la poesía es que siempre se puede leer y releer.
Un abrazo.

Nines: El secreto casi siempre está en los finales :)
Un besito y gracias por tu visita.

Ana: Tus felicitaciones siempre me calan hondo. Tus lecturas también. Ojalá y nunca perdamos la facultad de soñar por más que la vida quiera llevarnos contra corriente.
Un besazo.

Mi querida Nelken: Me encanta encontrarte entre mis versos.
Besos mil.

©Laura Caro dijo...

Este pedazo de poema me lo había perdido, amiga...

Para leer y releer, profundo e intenso...

Repetirnos las cosas una y otra vez a veces funciona; otras llega algún mago y rompe el hechizo al que estábamos sometidos...

Un abrazo enorme.