Gracias a todos por vuestra mirada.

domingo, 11 de febrero de 2018

Mil noches en mi haber


Tengo mil noches en mi haber
donde cada beso tiene la medida exacta
al amor que nos impulsó a emprender
ese viaje sin retorno y con destino incierto.
Tengo mil caricias tatuadas en mi vientre
que puedo sentir cuando cierro los ojos
y evoco el sonido de nuestras risas
bajo un cielo improvisado de sábanas blancas.
Tengo mil fotos clavadas en el fondo de mi retina
de todos los lugares a los que fuimos
para dar esquinazo a las penas y al deber,
mil gestos de palabras silenciadas
para no tener que ser esclavos de sus letras,
mil cafés bebidos sorbo a sorbo
para estirar la despedida hasta la próxima,
mil poemas escritos en el frío de madrugadas solitarias
sin la presencia del calor de nuestros cuerpos.
Tengo mil noches con sus días
caminando con paso firme y decidido
—a veces no tanto—
y siempre con el eco del deseo
bajo la suela de nuestros zapatos.
Tengo mil noches en el haber de mis recuerdos
o tal vez se trate de una sola  noche
mil veces repasada en la memoria.



No hay comentarios: